Osiptel: Habrá mayor competencia con celulares desbloqueados

La política de desbloqueo de equipos móviles apunta a generar una mayor competencia entre los -Telefónica, Claro, Entel (Nextel) y Viettel- al eliminar este factor del mercado, apuntó Sergio Cifuentes, gerente de Políticas Regulatorias y Competencia de .

Sigue a Portafolio en  y 

"El desbloqueo de equipos va a permitir que los usuarios puedan concentrar su atención -en un escenario de más operadores- en las variables relevantes asociadas al servicio, el precio, las características, sin que se encuentren condicionados a no poder tomar una decisión de movilidad porque están sujetos a un plazo de permanencia con un equipo bloqueado", argumentó el directivo.

MECANISMO
Pero, ¿de qué trata la iniciativa? En el caso de equipos , la propuesta impulsa la venta de móviles sin recargos por concepto de desbloqueo, pues este se eliminaría.

"No hay ninguna razón para que existan ataduras o bloqueos. Por definición, los equipos prepago deberían ser equipos que se vendan desbloqueados", refirió.

En el caso de celulares sujetos a un plan postpago, la norma contempla que las empresas operadoras puedan continuar con partidas comerciales que faciliten a usuarios acceder a equipos, cuyo precio varíe en función al plan post pago

"Esa práctica no va a desaparecer. La normativa que se ha propuesto, incluso, busca dotar a la industria con garantías que faciliten que si [en caso] un usuario decide portarse puede cumplir con su obligación de pago con el precio del equipo, de tal manera que se fomenta la movilidad sin descuidar el hecho que un usuario tiene que asumir sus responsabilidades económicas", indicó. 

En efecto, la norma contempla una fórmula para determinar la penalidad por cambio de operador. Tomemos el caso de un equipo adquirido en un plan postpago a un precio de S/.600 cuando su valor en prepago es S/.1.000 y su precio desbloqueado es de S/.1.200. La norma eliminaría el valor de desbloqueo ya que para el regulador "no tiene un sustento económico, representa una barrera de salida y es una penalidad".

Entonces, en caso que el usuario decida cambiar de operador, por ejemplo 3 meses antes de vencer su contrato, digamos de unos 12 meses, tendrá que pagar el resultado de la diferencia entre el valor pre pago y el valor subsiadiado (que sería de S/.400) multiplicado por un factor resultante entre el número de meses que faltan para culminar el plan (3) entre los meses del acuerdo (12). Así, tendríamos que la penalidad sería igual a (1000-600) x (3/12) = S/.100.

Sin embargo, algunas empresas operadoras han manifestado su rechazado por esta iniciativa.

TARIFAS NO SE ELEVARÍAN
¿Las tarifas se elevarán? Para el representante de Osiptel, los precios de los equipos deberían seguir su tendencia natural más allá del bloqueo o el desbloqueo, pues los productores de equipos están abocados a la generación móviles con menores costos. "La industria apuesta a facilitar a los usuarios el acceso a  porque hoy día el negocio es vender voz y datos", argumentó.

Para reforzar este punto, señaló que en mercados como y , países donde la norma ha sido implementada, los precios de los smartphones no cambiaron drásticamente su valor, por el contrario, se presentaron mayores variaciones hacia la reducción en el costo de celulares en planes post pago de algunos operadores.

PROTECCIÓN PARA LOS OPERADORES
La norma de Osiptel también prevé que si en caso un usuario se cambia de operador y no cancela el equipo, se aplicarán salvaguardas para que el servicio pueda suspendenderse en la red receptora hasta que el usuario termine sus obligaciones económicas con su operador.