MDN
Oxfam: Una de cada tres mujeres no cuenta con ingresos propios - 1
Redacción EC

Con motivo del Día de la Mujer, que se conmemora este miércoles, la ONG Oxfam presentó un informe que grafica la situación económica de las en el Perú. ¿Qué hallazgos encontró dicho reporte?

Oxfam en Perú, a través de su Índice de Avance contra la Desigualdad, registró avances modestos en el eje de equidad de género para las mujeres, lo que incluye sus condiciones laborales, protección social y asignaciones presupuestales.

Menor actividad económica. La brecha en los niveles de participación económica entre hombres y mujeres es aún amplia en el país, y no se ha reducido en los últimos años, según Oxfam.

"La tasa de actividad de las mujeres está lejos de igualar a la de los hombres. Mientras que en el caso de los hombres el 81% de la población en edad de trabajar es considerada económicamente activa, en el caso de las mujeres solo es el 64%", afirman. 

Esa diferencia en los niveles de participación económica impactaría a más de 2 millones de mujeres en edad de trabajar, que por diferentes factores se encontrarían inactivas. 

Menor remuneración. Históricamente, la mujer trabajadora en el Perú y en otros países, ha enfrentado una situación de discriminación en materia de ingresos laborales, sea por solo acceder a empleos de menor nivel o por percibir un salario más bajo pese a realizar igual esfuerzo o tener la misma responsabilidad en el puesto que un hombre.

Al 2016, el ingreso laboral promedio de una mujer seguía siendo inferior al de un hombre en casi un tercio. Dicha proporción es prácticamente la misma que la de hace doce años.

(Fuente: Oxfam)

►Ingresos inferiores a la línea de pobreza. El porcentaje de mujeres que perciben ingresos inferiores a la línea de la pobreza se redujo durante la década pasada, pasando del 53% al 34% entre 2004 y 2015.

Sin embargo, el porcentaje de mujeres ocupadas con ingresos por debajo de la línea de pobreza se ha mantenido en niveles altos, casi duplicando al porcentaje de los hombres en igual situación.

"Una mujer trabajadora tienen dos veces y media más probabilidades que un hombre de tener un ingreso por debajo de la línea de pobreza", indican.

►Ausencia de ingresos propios.  Para 2015 se estimaba que una de cada tres mujeres en el Perú no tenía ingresos propios. Ello significa que aproximadamente 3,7 millones de mujeres carecen de libertad de elección y autonomía económica.

A esto se suma el no reconocimiento económico del trabajo y tiempo que dedican las mujeres a la familia y al hogar. "Existe un vacío en la visibilización y valorización del aporte de la mujer a la economía y bienestar familiar", dicen. 

Mientras en promedio una trabajadora mujer en los países OCDE percibe alrededor del 80% del ingreso de un trabajador hombre, en el Perú recibe en promedio menos del 70%.(Ilustración: Giovanni Tazza)

No obstante, reconocen que en los últimos años ha surgido evidencia de la importancia del trabajo doméstico de la mujer, estimándose que aportan más del 70% del valor del Producto Bruto del Hogar.

"La evolución de la equidad de género es fundamental para el desarrollo económico y social del país. Sin embargo, la brecha de ingresos, la precariedad en el empleo, el no reconocimiento del trabajo familiar, muestran la falta de consistencia de las políticas para tal fin", resaltan.