Producción nacional de mandarina crecerá 8,5% en el 2014
Producción nacional de mandarina crecerá 8,5% en el 2014

La decisión del presidente de , , de prohibir por un año la importación de productos agrícolas, materias primas y alimentos desde la Unión Europea y Estados Unidos –en respuesta a las sanciones económicas que estos impusieron a Rusia por su accionar en el conflicto de Crimea– significa una oportunidad comercial para Latinoamérica, considerando que Rusia depende de los alimentos importados.

Sigue a Portafolio en  y 

Es más, según reporta el diario virtual Russia Beyond the Headlines, el director del Servicio ruso de Inspección Agrícola y Ganadera, Serguéi Dankvert, se reunió hoy con los embajadores de Ecuador, Chile, Uruguay y el consejero comercial de Argentina en Moscú para evaluar la posibilidad de que estos países satisfagan la demanda rusa de alimentos. También se ha mencionado que se tiene prevista una reunión con el representante diplomático de Brasil.

Recordemos que a fines de agosto Rusia y la Unión Europea se sentarán a negociar por el tema de la provisión de gas, si Rusia llega a la mesa con acuerdos sobre importación de alimentos procedentes de América Latina tendrá una posición ventajosa, por lo que es conveniente que Latinoamérica cierre acuerdos de provisión lo más pronto posible.

¿Y EL PERÚ?
En vista de esta coyuntura, Gastón Pacheco, presidente de la (ÁDEX), afirma que el Perú también podría surtir de alimentos a Rusia tales como las uvas, cítricos y alimentos procesados, por lo que le causa extrañeza que el nombre de nuestro país no haya sido mencionado por ningún lado como un posible proveedor.

“Tenemos un consejero comercial en Moscú, que esperamos esté solicitando todas las reuniones necesarias para que el país también figure en esa lista de proveedores, porque Rusia es un mercado grande y entiendo que hay oportunidades para todos”, dijo el líder gremial.

En respuesta a ello, la ministra de Comercio Exterior y Turismo, Magali Silva, dijo a elcomercio.pe que el consejero comercial del Perú en Moscú, Carlos Flores Leveroni, se reunirá mañana con las autoridades rusas para que los productos de origen peruano sean considerados en este programa de compras.

Entre los productos que señaló como potenciales de ser comercializados en este país se encuentran toda la de hortalizas, frutas, tubérculos y pescados en todas sus formas  además de pota, langostinos, crustáceos y otros mariscos .

Como se sabe, el sector agrícola es uno de los rubros priorizados por el (Mincetur), órgano del cual dependen las consejerías comerciales. Es más, según dio a conocer el suplemento Día_1 en febrero pasado, el 24% del presupuesto para la promoción de las  de se destina al sector alimentos.

RELACIÓN COMERCIAL
Ahora, Rusia no es un mercado que no esté en el radar de los empresarios agrícolas del país. De acuerdo con Ana María Deustua, directora ejecutiva de  la (AGAP), el sector tiene una relación comercial con este país que en los últimos años ha registrado incrementos interesantes.

“En el 2006 exportábamos frutas frescas por US$1,3 millones y el año pasado cerramos ventas por US$53,1 millones. Las ventas a mayo de este año han llegado a US$18,4 millones, lo que ha significado un incremento de 19% en comparación con el mismo período del 2013. Entre los principales productos exportados están las y los cítricos”, detalla Deustua.

En opinión de la directora de AGAP estas cifras demuestran que Rusia es un mercado con alto potencial por desarrollar. “El año pasado las empresas de nuestro gremio participaron por primera vez en la feria World Food Moscow con magníficos resultados. Fuimos en prospección de mercados y se concretaron negocios, lo cual no pensamos que sucedería”, menciona.

Aunque claro, la directora de AGAP menciona que a pesar de estos buenos resultados comerciales, Rusia es una plaza que se debe de investigar bien, porque aún desconocemos mucho temas como por ejemplo las modalidades de pago y más datos sobre los canales de comercialización.

Precisamente sobre este punto el presidente de ÁDEX, Gastón Pacheco menciona que ya va siendo tiempo de que la consejería comercial del Perú en Moscú dé a conocer los primeros análisis de mercados que debe de estar elaborando. De tal modo que el incremento de las ventas a este destino no sean solo coyunturales, sino sustentables en el tiempo.

A TOMAR EN CUENTA
Si bien la decisión política de bloquear a las importaciones de alimentos europeos y rusos son una oportunidad para , se debe de tomar en cuenta algo muy importante: tanto la Unión Europea como Estados Unidos son los principales productores agropecuarios del mundo y son los principales socios de Rusia en el rubro alimentos, tanto así que en el 2013, la UE exportó 11.800 millones de euros (US$15.800 millones) en productos agrícolas a Rusia, mientras que Estados Unidos exportó US$1.300 millones en ese rubro.

Toda esta inmensa cantidad de productos que dejarán de ser recibidos por Rusia tendrán que irse a otros mercados de destino, como podría ser el continente asiático, destino al que también aspiran llegar economías como el Perú y sus socios de la .

Pero más allá de la posible competencia hay una variable muy importante que se debe analizar: la reducción del precio de los alimentos por una mayor oferta, lo que traería consigo un bajón en el caballo de batalla de las peruanas: el agro.