(El Comercio)
(El Comercio)
Redacción EC

A pocas horas del enfrentamiento amistoso entre las selecciones de Perú y la selección de , como previa al , se reconoce esta celebración también como una oportunidad para hacer negocios.

“No solo los jugadores de la selección peruana nos emocionan con su desempeño en el ámbito futbolístico, también muchos de nuestro país demuestran que tienen el talento para medirse con empresarios de talla mundial como los de Escocia”, comentó Juan José Román, gerente de proyectos de Aprenda.

En este contexto, en el marco al lanzamiento del Premio Citi a la Microempresa 2018, Citi y Aprenda, así se juega el partido de los emprendedores entre Perú y Escocia.

1. USO DE TECNOLOGÍA.- Los emprendedores peruanos, al igual que los escoceses, destacan por reconocer las oportunidades de negocio y aprovecharlas. Sin embargo, Escocia lleva la delantera en innovación gracias a la moderna tecnología que emplea. No en vano es considerado uno de los destinos predilectos al organizar eventos tecnológicos enfocados al ámbito empresarial, según el portal Funds&Markets.

2. MIEDO AL FRACASO.- América Latina está perdiendo el miedo a emprender y para sus ciudadanos el temor a iniciar un negocio significa no hacerlo.

Esa fue una de las conclusiones a las que se llegó en el debate celebrado en el South Summit Alianza del Pacífico. En el Perú, el miedo al fracaso se ha reducido de 30% a 22.1%, mientras que en Escocia, su miedo al fracaso se mantiene por encima del 50%.

3. RAZONES PARA EMPRENDER.- En Escocia las personas que deciden emprender son, en su mayoría, profesionales que aprovechan una oportunidad de negocio para seguir creciendo.

Durante los últimos 20 años la naturaleza del emprendimiento en el Perú ha cambiado a favor del aprovechamiento de oportunidades; así el 68.6% de emprendedores que inician un negocio lo hacen por esta razón y ya solo un 12.8% emprende por necesidad.

4. DIFERENCIA ENTRE EL MERCADO PERUANO Y EL ESCOCÉS.- El mercado peruano está orientado al consumidor conocer cuáles son sus necesidades e intenta satisfacerlas en su totalidad. Por ello, abundan los negocios de comida, la venta de productos que causan sensación de patriotismo y añoranza, entre otros.

Mientras en Escocia buscan innovar y crearle al consumidor la necesidad de un nuevo producto o servicio. Suelen incursionar en startups o todo lo que tenga que ver con tecnología de última generación. Perú no se queda atrás y ya ha comenzado a dar pasos firmes en esa dirección.