La modernización de la refinería de Talara continúa dilatándose. (Foto: GEC)
La modernización de la refinería de Talara continúa dilatándose. (Foto: GEC)

La estatal decidirá en unos 30 días si emite bonos o concreta un crédito bancario de al menos US$600 millones para terminar la modernización de la , la mayor del país, dijo el jueves el presidente de la compañía.

Petroperú está modernizando Talara, ubicada en la costa del Pacífico del norte de Perú, con una inversión estimada de US$ 4.700 millones en busca de elevar su capacidad de procesamiento a 95.000 barriles de crudo por día desde los 65.000 barriles actuales.

El avance de obras en Talara es de un 87,11% y se espera terminar el proyecto de modernización a fines del primer trimestre del 2021, según datos de la petrolera.

Carlos Barrientos, presidente de la compañía, dijo en una conferencia con la prensa extranjera que a Petroperú le falta financiar US$ 900 millones para terminar el plan de modernización de Talara, que comenzó en el 2014.

De ese monto ya tiene un crédito preaprobado por unos U$S 285 millones del gobierno español. El saldo de US$ 615 millones se conseguiría a través de emisión de bonos o por un crédito sindicado de bancos, dijo el ejecutivo.

“Sí, es una opción”, dijo Barrientos al referirse a una emisión de bonos. “Nosotros debemos estar tomando la decisión en unos 30 días” sobre cómo sería la financiación, afirmó.

Petroperú colocó en el 2017 bonos por unos US$ 2.000 millones, en su debut en los mercados internacionales.

Barrientos afirmó que Petroperú asumirá sus obligaciones financieras por el proyecto de Talara “con los flujos de caja de la propia compañía”, que tiene otros planes como elevar el volumen de transporte de su oleoducto en el norte de Perú.

El bombeo en su oleoducto -que transporta crudo desde la selva peruana hasta la costa del Pacífico- se ha reducido a la mitad debido a los constantes conflictos con comunidades nativas que demandan más beneficios por la explotación petrolera.