Durante el mes de febrero, con la estrategia “Mi Pescadería” del programa A comer pescado del Produce, se logró colocar a nivel nacional más de 140 toneladas de productos hidrobiológicos. El bonito fue uno de los más consumidos.
Durante el mes de febrero, con la estrategia “Mi Pescadería” del programa A comer pescado del Produce, se logró colocar a nivel nacional más de 140 toneladas de productos hidrobiológicos. El bonito fue uno de los más consumidos.
Élida Vega Córdova

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más

El verano y los días de intenso sol parecen haber surtido efecto en el consumo de productos hidrobiológicos y de conservas peruanas y, pesar del cierre de muchas y por la última cuarentena, el incremento ha sido notorio.

MIRA: Primera temporada de pesca de anchoveta del 2021 comenzará el 10 de marzo, anuncia Produce

Según el programa “A comer pescado” del Ministerio de la Producción (), solo a través de las actividades de promoción que realizan como parte de sus estrategias de comercialización, el consumo de pasó de 14,8 toneladas en febrero del 2020 a 140,9 toneladas, registrando un incremento de 944%.

Y según el ranking de “regiones power” elaborado por este programa estatal, Lima encabezó la lista al registrar el consumo 27.702 kilos de pescado, mientras que Junín –con 17.828 kilos– se ubicó en segundo lugar, seguido de Huancavelica con 15.300 kilos.

Según Félix Puente de la Vega, coordinador ejecutivo del programa nacional A Comer Pescado, dicho crecimiento obedece a la promoción que realizan en ferias como “Mi Pescadería”, en donde comercializan el pescado a precios muy por debajo del mercado.

“La estrategia ‘Mi Pescadería’ busca generar una cultura de alimentación saludable en la población, promoviendo el consumo de pescado hasta por dos veces en la semana, y también representa un apoyo a los pescadores artesanales y acuicultores locales para comercializar su producción considerando los efectos de la pandemia”, agrega.

Del mismo modo, explica, realizan sinergias entre entidades del sector público y privado con miras a enlazar la oferta de recursos hidrobiológicos con la demanda de la población, garantizando –de esta manera– la seguridad alimentaria debido al alto valor nutritivo de este tipo de productos.

Entre las especies más consumidas durante el segundo mes del año, según “A comer pescado”, destacaron el bonito y jurel, que fueron comercializados con precios desde S/1,7 por kilo.

CONSERVAS AL ALZA

Similar ha sido la situación del consumo de conservas peruanas. Durante el último mes de febrero, Lima (14.128 unidades), Junín (9.664) y Cusco (8.885) fueron las regiones de mayor comercialización y consumo a través de la estrategia “Conservas peruanas en tu mesa”, que llegó a promocionar más de 93.328 latas de conservas elaboradas por mypes conserveras nacionales.

PARA SUSCRIPTORES: La cuota del jurel desata discusión entre empresarios pesqueros y Produce

“Mediante esta estrategia, estamos impulsando la reactivación económica de las mypes conserveras que fueron muy golpeadas económicamente por la pandemia. De la misma forma aseguramos que las familias obtengan un producto económico y de calidad a precios desde S/1,5 por lata”, asegura Puente de la Vega.

MÁS CONSUMO

En línea con el aumento del consumo, el funcionario explica que también ha habido un incremento de las actividades ejecutadas por su programa. Y después de realizar 4.461 actividades de expendio de productos hidrobiológicos en el 2020, lo que representó un incremento de 147,3% frente al 2019, para este año se tiene como meta superar en 20% las actividades realizadas el año pasado.

MIRA: Produce prevé colocar más de 1,500 toneladas de productos hidrobiológicos en 2021

“Otro factor es el precio y gracias a la disponibilidad de los productos hidrobiológicos que provienen directamente de los pescadores artesanales de Ancón y Pucusana se evitan los sobrecostos que generan los intermediarios, por lo tanto, podemos llevar productos a precios muy por debajo del mercado”, afirma.

Y, con miras a mejorar los indicadores de consumo de algunas regiones, el coordinador de “A comer pescado” destaca que como parte de las metas del programa estatal, desarrollarán un mayor número de ferias en las regiones de menor consumo para que la población acceda a productos de calidad, nutritivos y de bajo costo.

“Gobiernos locales, gobiernos regionales y empresas privadas estamos haciendo un trabajo articulado para mejorar los indicadores de consumo en regiones no costeras y de menor consumo como Cusco, Apurímac, Pasco, Huancavelica, Cajamarca, Ayacucho y Junín”, indica.

Adelanta que después de desarrollar 327 actividades en febrero, lo que permitió colocar más de 140 toneladas de pescado de calidad y alto valor nutricional, durante este mes incrementarán en 30% el número de actividades para colocar más de 150 toneladas de recursos hidrobiológicos a nivel nacional.

“Para este año ‘A comer pescado’ tiene como meta promocionar la comercialización de más 1.500 toneladas de productos hidrobiológicos y, de acuerdo a como se vienen realizando nuestras actividades, se evidencia que en el mes de marzo superaremos los resultados de febrero y, de igual forma, el balance anual”, anota Félix Puente de la Vega convencido de contribuir –además– con la reactivación económica de pescadores artesanales, productores acuícolas y mypes conserveras.