El gas natural vuelve a alejarse de la región andina, donde podría ser de mucha utilidad para combatir las heladas y cambiar la matriz energética. (Foto: Archivo El Comercio)
El gas natural vuelve a alejarse de la región andina, donde podría ser de mucha utilidad para combatir las heladas y cambiar la matriz energética. (Foto: Archivo El Comercio)
Juan  Saldarriaga

Redactor de Dia1 y de Economía y Negocios

juan.saldarriaga@comercio.com.pe

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más

La agencia de promoción de la inversión privada – – decidió posponer una vez más la buena pro del proyecto de masificación del , anunciada para fines de setiembre.

De acuerdo a portal web de la institución (), la adjudicación del proyecto tendrá lugar el 19 de marzo de 2021, seis meses después de lo programado.

MIRA: Vuelven los vuelos internacionales: ¿A qué países se podrá viajar y cuáles son los requisitos?

En nota de prensa, ProInversión explica que la decisión fue adoptada a pedido de los postores interesados en participar en el proyecto: Cálidda, la boliviana YPFB y el Consorcio Wampi (LNG Holding y China Gezhouba).

La razón aducida por estos es que las restricciones ocasionadas por la pandemia del COVID-19 les han impedido presentar ofertas en el plazo estipulado.

Cabe precisar que en este año se han cumplido todos los hitos para llegar a una adjudicación, sin embargo, como en todo proceso se espera la respuesta del mercado, la cual se ha visto afectada por el confinamiento y restricciones generadas a consecuencia de las medidas adoptadas en el mundo para contener a la COVID 19”, señaló ProInversión.

El caso de Naturgy

La postergación del proyecto ocurre tres semanas después que la española Naturgy anunciara su decisión de irse del país, debido “a la falta de coherencia en la política de masificación del gas natural promovida por el estado peruano”.

Naturgy es el encargado de distribuir el gas de Camisea en Arequipa, Ilo, Moquegua y Tacna. Ahora el Gobierno prepara una nueva licitación para encontrar un nuevo operador a esta concesión.

Precisamente, la salida de Naturgy arrojó serias dudas sobre la viabilidad de Siete Regiones, pues ambos compartirían “muchos problemas estructurales”, según la SNMPE.

En especial, la ausencia de infraestructura de transporte (gasoducto), la falta de competitividad de las tarifas de gas natural frente al gas licuado de petróleo (GLP) y el gas natural comprimido (GNC) y la ocurrencia de serias falencias en el proceso regulatorio.

Al igual que el proyecto de Naturgy, Siete Regiones se fundamenta en el transporte de gas por vía virtual, es decir, mediante camiones cisterna, una solución que no es sostenible en el tiempo.

Siete Regiones contempla la implementación de 113.535 conexiones domiciliarias de gas en las regiones de Apurímac, Ayacucho, Huancavelica, Junín, Cusco, Puno y Ucayali, con una inversión de US$200 millones.

El proyecto ha sido rediseñado y postergado múltiples veces en los últimos cuatro años.

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER AQUÍ