Aunque los miembros del consorcio ganador de la concesión del Puerto de Pisco no han llevado a cabo ningún proyecto en el Perú y sus nombres resultan poco familiares, Diego Zegarra, representante legal del Consorcio Paracas, informó que los cuatro operan puertos en España y Brasil y también son armadores portuarios. 

Zegarra reportó que Servinova, el socio español del grupo, opera seis puertos en Galicia, de los cuales los más importantes son La Coruña y Marín.

Del lado de los tres brasileños, Pattac Empreendimentos Participacoes, Tucuman Engenharia y Empreendimentos y Fortesolo Servicios Integrados, todos operan el tercer mayor terminal de contenedores de Brasil, ubicado en Paranaguá.

En conjunto, las cuatro empresas facturan US$500 millones al año.

Refirió que en las bases del concurso para elegir al concesionario del puerto, que demandará una inversión de US$215 millones, "se pedían cinco millones (de contenedores en movimiento de carga), pero el consorcio entró ofreciendo más de 17 o 18 millones de movimiento de contenedores de carga". 

Respecto al inicio de las obras, señaló que estas empezarán "lo más temprano posible", apenas se obtengan las autorizaciones requeridas. Detalló que el muelle en este momento no es operable y que empezarían con la construcción de la losa y del patio de contenedores, para luego instalar las grúas que exige el contrato.