El presidente de la Sociedad Nacional de Industrias (SNI), Ricardo Márquez, ha señalado que en el sector industrial las empresas solo están produciendo al 60% de su capacidad. (Foto: Archivo)
El presidente de la Sociedad Nacional de Industrias (SNI), Ricardo Márquez, ha señalado que en el sector industrial las empresas solo están produciendo al 60% de su capacidad. (Foto: Archivo)
Ricardo Guerra Vásquez

Periodista en Economía y Negocios

ricardo.guerra@comercio.com.pe

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más

El presidente del Consejo de Ministros, , indicó que “prácticamente” el 98% de la está funcionando y agregó que

MIRA: Congreso analiza exonerar impuestos al turismo: los riesgos y beneficios de esta medida

Sin embargo, el presidente de la Sociedad Nacional de Industrias (), , ha señalado que en el las empresas

Esto explicado principalmente porque -si bien se permite el funcionamiento de casi todo el aparato productivo- la demanda es insuficiente, en línea al pesimismo en los por el contexto de crisis, acotó Márquez.

SECTORES

Hasta agosto, la manufactura no primaria estaba utilizando el 61,6% de su capacidad instalada. Incluso otros subsectores estaban a casi la mitad de este nivel.

Es el caso de productos metálicos, maquinaria y equipo, cuyo nivel era de 34,6%. Hedwin Maguiña, gerente de proyectos de Innovaciones y Mecanizados (Innomec), explicó a partir de su caso que esto responde a que los turnos de trabajo se han reducido por las restricciones para el tránsito (toque de queda).

MIRA: JP Morgan: Fusiones impulsarían ventas de bonos latinoamericanos

Otro factor es la falta de insumos importados, que son requeridos para los diferentes trabajos de automatización que realizan.

“Trabajamos a un solo turno por las restricciones en el tránsito. Incluso, nosotros apoyamos con los traslados. Ahora bien, aunque no se crea, tenemos bastante demanda, pero la realidad es que estamos retrasados con nuestras entregas”, indicó.

Por su parte, la industria del calzado registró un nivel de 19,5%. Jorge Peschiera, presidente del comité de calzado de la SNI, dijo que esto se debe a que, inicialmente, el freno fue la paralización de la productividad; luego, la restricción para abrir puntos de ventas y, finalmente, la demanda decaída. Peschiera estima que las ventas caerían 40% en este segundo semestre.

Desempeño del sector industrial. (Elaboración: El Comercio)
Desempeño del sector industrial. (Elaboración: El Comercio)

En este contexto de emergencia sí se consiguió las autorizaciones respectivas para los envíos al extranjero, pero su aporte es bajo respecto a los números generales, dijo Peschiera.

Añadió que otro de los motivos de los límites de producción baja es que los vendedores mantienen su stock de marzo.

“En algunas líneas de productos, como los relacionados al colegio, los vendedores mantienen su stock. Entonces, ¿para qué producir? En otros casos afecta que las clases de la universidad sean online y no hayan fiestas, por lo que se frenan las compras en esos canales”, sustentó Peschiera.

En contraparte, el subrubro alimentos y bebidas anotó un 76,5% de operatividad en agosto.

Alejandro Daly, gerente del Comité de Alimentos de la SNI, señaló que esta rama fue una de las que no se frenó para asegurar el abastecimiento de la población, como ocurrió con la rama de medicinas o el bancario.

Incluso, en alimentos se elevaron sus producciones por las donaciones de estos que se hicieron a los segmentos más vulnerables. Si bien en algunos canales se redujo la demanda (como en hoteles, restaurantes y caferías), el nivel se compensó parcialmente con las compras de hogares, donde destacó el consumo de harina.

De otro lado, el subsector prendas de vestir anotó un 44% y otros productos textiles un 76,3%.

José Luis Muñoz, presidente de la Unión Nacional de Empresarios Textiles de , indicó que la demanda para las confecciones en general se está recuperando a un ritmo interesante y se estaría priorizando el material nacional.

Sin embargo, en la rama de prendas de vestir, el nivel es más bajo porque se compite con productos importados y por el contrabando.

“Otro factor fue que para el cambio de estación de verano a invierno se tuvo una demanda interesante, pero el stock era bien limitado porque en las semanas previas no se operó”, apuntó.

Muñoz estimó que en octubre ya se habría alcanzado utilizar el 80% del total de la capacidad instalada en esta rama.