Las cuatro refinerías auríferas más grandes del mundo han puesto la mirada en el universo de 100 mil mineros artesanales que operan en el país. Su objetivo: adquirir oro a precio justo como forma de contribuir a la formalización de la minería nacional, informó el Embajador de Suiza en el Perú, Hans-Ruedi Bortis, en el XI Simposium Internacional del Oro y la Plata.

El embajador explicó que estas cuatro refinerías tienen su sede en Suiza y que su  interés en nuestro país viene dado porque el Perú exporta más del 50% de su producción anual de oro a la nación helvética.

“Debido al tema de la trazabilidad (el rastreo del oro hasta su origen para constatar que se produce sin causar daño al medio ambiente), las empresas y el gobierno suizo se juntaron para formar la Iniciativa Oro Responsable”. 

Indicó que el objetivo inmediato de esta iniciativa es fomentar la certificación de los mineros a pequeña escala y artesanal para que puedan importar al mercado suizo, evitando los intermediarios y recibiendo un precio justo (de mercado) por su producto. 

EXCEPTO MADRE DE DIOS

“Vamos a beneficiar a todo el país, menos a Madre de Dios”, dijo, añadiendo que la propuesta va dirigida a los 100.000 mineros artesanales que explotan vetas auríferas (y no depósitos aluviales, como en la selva).

“A la fecha tenemos ejemplos exitosos en la región de Chala y estamos avanzando con la iniciativa”, refirió.

Las cuatro refinerías suizas que han decidido comprar oro a la minería artesanal peruana a través de la Iniciativa Oro Responsable son Pamp, Metalor, Argor Heraeus y Max Havelaar Suiza.

La preocupación de estas empresas es genuina pues se acusa a muchas refinerías en Perú, Suiza y otros países, de recibir “oro sucio”, es decir, producido en instalaciones que violan los mas mínimos estándares socio-ambientales.

Según estadísticas de Macroconsult, el oro peruano exportado ilegalmente representa US$1.800 millones y una buena cantidad se dirige a Suiza.