El BCP estima que la inversión pública subnacional se contraerá tras las elecciones de octubre próximo. (Foto: USI)
El BCP estima que la inversión pública subnacional se contraerá tras las elecciones de octubre próximo. (Foto: USI)

En su último día para legislar tras la delegación de facultades por el Congreso, el Ejecutivo aprobó el Decreto Legislativo 1432 que hace modificaciones al Sistema Nacional de Programación Multianual y Gestión de Inversiones (PMI), conocido como .

Como se recuerda, este último puso fin al SNIP y fue aprobado hace menos de dos años por el actual Presidente Martín Vizcarra, en ese entonces Vicepresidente, y por los ministros Zavala y Thorne.

La nueva norma tiene como propósito mejorar el actual sistema de inversión pública, alineándolo a las prioridades del país a través de la planificación, el presupuesto y que esté acorde con las proyecciones del.

Sin embargo, el sistema nacional de planeamiento, pieza clave para su efectividad, presentaría muchos vacíos, según Flavio Ausejo, especialista en políticas públicas de la Escuela de Gestión Pública de la Universidad del Pacífico.

"De manera conceptual es una medida correcta y debió hacerse hace muchísimos años. Pero la operatividad de las nuevas reglas establecidas en este nuevo decreto va a ser lenta, porque todavía hay muchos vacíos en el sistema nacional de planeamiento estratégico", aseveró.

PRINCIPIOS RECTORES
La normativa hace hincapié que los objetivos de inversión deben estar previamente establecidos en el marco del Sistema Nacional de Planeamiento Estratégico. En la normativa anterior, no se tenía presente al Sistema Nacional de Planeamiento Estratégico.

Otro pilar introducido es el enfoque territorial, a través de la exigencia de que los fondos públicos destinados a la inversión estén relacionados con la efectiva prestación de servicios y la provisión de la infraestructura necesaria.

PRIORIZACIÓN DE LOS RECURSOS
También, la norma establece un plazo de 60 días a los ministerios a cargo de los sectores para que aprueben los criterios de priorización de los recursos destinados a las inversiones que tienen bajo su responsabilidad. Para ello, la Dirección General de Programación Multianual de Inversiones y el Centro Nacional de Planeamiento Estratégico (Ceplan) deberán hacer las respectivas coordinaciones con los equipos sectoriales.

Para Ausejo, la norma hace un supuesto “muy fuerte” al suponer que el Ceplan está preparado para coordinar y ayudar a priorizar las inversiones.

A decir de Ausejo, en términos de política pública no hay mucha claridad. Esto porque la elaboración de políticas públicas, llamadas también políticas nacionales, está en evaluación por el del Ceplan. Además, la única guía del Ceplan para la orientación de la planificación es la de planeamiento estratégico institucional de las entidades públicas.

“Todo el otro paquete de planes no tiene una guía formal. Lo que ahora está en discusión, porque el Ceplan ha planteado una propuesta el 3 de agosto, es la guía para la formulación de políticas nacionales. Pero más allá de eso no se tienen elementos metodológicos para poder hacer la planificación”, revela el especialista.

En consecuencia, si bien lo planteado por la normativa es positivo en la práctica hay aspectos que operativamente no se pueden realizar.