La población femenina subempleada por ingresos se incrementó en 30.5% en Lima Metropolitana durante el trimestre móvil de febrero a abril, según INEI. (Foto: GEC)
La población femenina subempleada por ingresos se incrementó en 30.5% en Lima Metropolitana durante el trimestre móvil de febrero a abril, según INEI. (Foto: GEC)
Redacción EC

La reactivación económica se ve fuertemente reflejada en los altos índices de empleabilidad; sin embargo, aún muchas mujeres siguen siendo subempleadas tanto por horas como por ingresos, así lo señaló la Fundación Forge.

Solo en Lima Metropolitana, la población femenina subempleada por ingresos se incrementó en 30.5% durante el trimestre móvil de febrero a abril en comparación al mismo período de 2021, según el Instituto Nacional de Estadística e Informática (INEI).

En tanto, el de los hombres disminuyó en 6% en dicho trimestre móvil.

¿Por qué el aumento del subempleo femenino?

Esto sucede porque las escuelas aún no han terminado de recibir a los niños y las niñas todos los días de la semana, lo que dificulta que las mujeres, que siguen manteniendo la mayor carga de cuidado y doméstica, puedan incorporarse a empleo formales y de calidad”, señaló María José Gómez, directora de la Fundación Forge para Perú y Colombia.

Una tendencia similar sucede con la población subempleada por insuficiencia de horas, debido a que la masculina bajó más que la femenina con una variación porcentual de casi el 30%, que equivale a más de 80.000 personas en Lima Metropolitana.

MIRA | ¿Cuánto se invertirá este año a través de los principales programas sociales del Midis?

Desde antes de la pandemia, los índices de empleabilidad en las mujeres eran inferiores al de los hombres. La situación del COVID-19 solo ha acrecentado la brecha laboral de género, que en el Perú sigue siendo la gran tarea pendiente que tenemos como sociedad y país”, comentó Gómez.

Políticas públicas para fomentar la empleabilidad femenina

La especialista en temas de brecha laboral comentó que existen diversos países con políticas públicas para fomentar la empleabilidad femenina, así como de personas de la tercera edad y poblaciones vulnerables.

Se tienen que desarrollar políticas públicas en pro del desarrollo de las mujeres en el ámbito laboral, pero también se tiene que trabajar desde casa, en los colegios, universidades, y especialmente universalizando el cuidado de la mano de políticas que promuevan espacios de calidad para el cuidado de menores de edad, personas enfermas y adultos mayores”, sugirió.

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más