La intervino en el Río Inambari tres embarcaciones que transportaban 6.325 galones de combustible (diésel) que circulaban como contrabando, presumiblemente, hacia campamentos de en Madre de Dios.

La intervención de agentes de insumos químicos de Sunat, con el apoyo de la capitanía Dicapi y la Policía, se produjo luego que se identificara que la embarcación navegaba sin placa de identificación.

Al ser descubiertos por personal de la marina los tripulantes de las canoas intentaron huir, pero al verse acorralados, se arrojaron al río dejando a la deriva la valiosa carga.

El combustible estaba distribuido en 115 cilindros de plástico, cada uno con capacidad para 55 galones. Las dos primeras embarcaciones estaban cargadas con 40 cilindros cada una y la tercera con 35 cilindros.

Sunat presume que estos productos estaban destinados a abastecer la actividad minera ilegal en las zonas conocidas como La Pampa y Huepetuhe, puntos neurálgicos de la explotación minera ilegal en la región Madre de Dios.

Tras tomar el control de las naves, estas fueron llevadas hasta la playa conocida como El Platanal, donde se realizó la descarga de los cilindros y la desarticulación de los 3 motores que impulsaban las lanchas.

En tanto se realizan las investigaciones para identificar a los responsables de este ilícito penal, la SUNAT incautó el combustible trasladándolo hasta el almacén del Puesto de Control Palmeras, ubicado en el Km 258 de la carretera Interoceánica Sur.

La SUNAT viene intensificando sus acciones operativas en las vías fluviales de Madre de Dios, con mayor incidencia en los últimos meses dando alta prioridad al rio Inambari, principal corredor fluvial para el transporte de combustible hacia las zonas álgidas donde azota la minería ilegal, a fin de intervenir e incautar todo el combustible no declarado.

TAGS RELACIONADOS