Módulos Temas Día

Más en Perú

¿Qué problemas generaría nueva modalidad formativa?

El proyecto de ley de la congresista Rosa Bartra,  aprobado en la Comisión Permanente, crea la modalidad de "experiencias formativas en situaciones reales de trabajo" 

Senati

Para acceder a esta nueva modalidad, los estudiantes de carreras técnicas deben tener matrícula vigente y estar en período de formación. (Foto: El Comercio)

La Comisión Permanente del Congreso aprobó la creación de una nueva modalidad formativa para estudiantes de institutos técnicos que permitirá que estos accedan a experiencias en situaciones reales de trabajo en empresas públicas y privadas hasta por 448 horas. La norma generó fuertes críticas desde los grupos parlamentarios de izquierda porque los estudiantes no recibirán una subvención económica por las horas destinadas a esta modalidad. 

Las"experiencias formativas en situaciones reales de trabajo", como son denominadas en la norma, convivirán con otras modalidades ya vigentes como las prácticas profesionales, las prácticas pre profesionales y las pasantías. Esta herramienta estará dirigida específicamente a los estudiantes de carreras técnicas, quienes podrán optar por esta opción voluntariamente.

Para ello, los estudiantes deberán contar con una matrícula vigente y estar en período de formación. Las instituciones educativas, además, tendrán la responsabilidad de diseñar y planificar los programas, así como evaluar, administrar y certificar las experiencias formativas.

Asimismo, los jóvenes no podrán trabajar más de cuatro horas diarias o 20 semanales. El tiempo de duración de los convenios no podrá exceder las 448 horas, repartidas en un máximo de tres años.

“Lo más importante de este proyecto es que permite que un estudiante de carrera técnica pueda formarse en situaciones reales de trabajo”, resaltó la congresista fujimorista, Rosa María Bartra, autora del proyecto. Asimismo, recordó que la norma cuenta con la opinión favorable del Ejecutivo.

Por su lado, María Isabel León, presidenta de la Asociación de Institutos Superiores Tecnológicos y Escuelas Superiores del Perú (Asiste Perú) y miembro del Consejo Nacional de Educación (CNE), resaltó el carácter voluntario de la norma. “Si el alumno quiere, puede tomarlo. […] Además, los que opten por la nueva modalidad contarán con seguro”, explicó.

LA CRÍTICA

Durante el debate en la Comisión Permanente, los representantes de Nuevo Perú criticaron que esta iniciativa no contemple un pago para los estudiantes incluidos.

"Habrán empresarios buenos, pero también habrán algunos que querrán utilizar esto para tener fuerza laboral gratuita durante medio tiempo -4 horas diarias- por tres años", consideró la congresista Marisa Glave. 

Frente a ello, León recordó que la ley vigente ya contempla pasantías sin subvención, como las realizadas en programas sociales. 

“La Ley de Modalidades Educativas y Laborales ya permite hacer pasantías no pagadas, pero excluye a las carreras tecnológicas. Se está queriendo desinformar a la población diciendo que esto podría tener como parte negativa que va a haber una mano de obra gratis en el mercado laboral. Esto es falso. No se puede confundir lo laboral con lo formativo. La nueva modalidad es meramente formativa y está amarrada con cada contenido que se configure en las entidades educativas”, explicó Bartra.

PUNTO DE VISTA LEGAL
El abogado laboralista, Javier Dolorier, sostiene que esta nueva ley debería contar con la supervisión del Ministerio de Trabajo y Promoción del Empleo (MTPE) y no sólo con con la del Ministerio de Educación y las instituciones educativas como lo indica la norma. 

Además, explicó que la Ley de Modalidades Formativas -que incluye las prácticas profesionales, las prácticas pre profesionales y las pasantías- se ha ido "laboralizando" con el tiempo, de manera que en la práctica ya no puede ser considerada como un régimen meramente formativo. 

"La iniciativa habla de 'situaciones reales de trabajo'. Es un total contrasentido decir que es meramente formativa. Las modalidades formativas necesitan una subvención porque generan un beneficio para la empresa, al igual que esta norma. Por ello, creo que la nueva ley es discriminatoria. A los universitarios se les paga, pero a los técnicos no", considera Dolorier. 

Por otro lado, el abogado consideró excesivo el plazo de hasta tres años que considera la ley. 

"Las carreras técnicas duran tres años, lo mismo que el límite del plazo.  Prácticamente, con esta ley tienes un part- time gratuito. Aunque es un régimen voluntario -viendo el mercado laboral actual- podría suceder que tengas a muchos jóvenes optando por la nueva modalidad con la expectativa de obtener un trabajo", explicó.

Otro punto criticable de la norma, según Dolorier, es que en la práctica no están claros los límites entre lo instructivo y  lo productivo.

"¿En qué momento el estudiante deja de aprender y comienza a generar una labor que genera un beneficio para la empresa? Esta medida podría generar más puestos de trabajo de alta rotación", apuntó Dolorier.

Finalmente, el abogado resalta que la norma no contempla un límite de convenios por empresa. "Puedes tener varios jóvenes con convenios.  No hay restricción [...] Estamos pasando de un esquema hiper regulado a un esquema poco regulado. Los dos sistemas van a coexistir. Esto no es bueno para la reforma laboral que necesita el país", sentenció. 

MÁS DATOS

► Las bancadas de Fuerza Popular, el Apra, Peruanos por el Kambio y Acción Popular votaron a favor de la norma. Nuevo Perú, en contra. El congresista Wilbert Rozas, de Frente Amplio, votó a favor de la norma. Posteriormente, pidió cambiar su voto mediante un oficio. Sin embargo, su pedido no procedió, pues según las normas del Congreso no está permitido alterar un voto público.  

► En la Comisión de Educación, el dictamen de la norma fue aprobado por unanimidad con voto a favor de Mario Canzio, de Nuevo Perú. 

► De acuerdo con León, existen alrededor de 408 mil jóvenes que cursan una carretera técnica.

► Tanto León como Bartra recordaron que aún queda pendiente el reglamento del proyecto. 

► Mientras tanto, la Ley del Empleo Juvenil, propuesta por el Ejecutivo, aún no ve la luz. Esta propuesta busca promover la contratación de jóvenes de entre 18 a 29 años con todos sus beneficios laborales. De acuerdo con el proyecto, el Estado se haría cargo de pagar el aporte a Essalud por tres años de los jóvenes que sean contratados por las empresas. Este pago asciende al 9% del sueldo del trabajador.

Lea más noticias de Economía en...

Leer comentarios ()

SubirIr aúltimas noticiasIr a Somos
Ir a portada