Presidente de la compañía Southern, Óscar González Rocha.
Presidente de la compañía Southern, Óscar González Rocha.

no acudirá a instancias internacionales contra el peruano ante el retraso del proyecto .

Así lo anunció el presidente de la compañía, . “No lo tenemos pensado. Pero si hubiera alguna otra acción del Presidente que ameritara la presentación de una demanda, lo analizaríamos y lo presentaríamos. Pero ahora no tenemos esa intención”, afirmó el ejecutivo en una entrevista a Red de Comunicación Regional (RCR).

Rocha aseveró que la compañía se encuentra trabajando en el para dar viabilidad al proyecto minero. Esto en vista de que ya está autorizada su construcción.

“Y creo que el gobierno debería hacer lo mismo. Porque al gobierno le interesa que haya inversión para que pueda tener mayores ingresos y pueda desarrollar el país”, precisó al medio.

Recordemos que el presidente señaló que las condiciones para la ejecución del proyecto minero por lo que no se ejecutará en este gobierno.

“Si no se generan consensos, no vamos a forzarlo. Pero sí hay otros proyectos que están saliendo porque se generaron las condiciones adecuadas”, dijo.

Southern Copper cuenta con otros proyectos cupríferos en Perú.
Southern Copper cuenta con otros proyectos cupríferos en Perú.

En esa línea, el presidente de Southern recordó la “relación directa” que tuvo Southern Perú con el actual presidente Vizcarra. “Él intervino en el Fondo de Desarrollo de Moquegua, que todavía se está llevando a cabo para invertir los dos mil millones de soles que prometieron”, agregó.

Por lo tanto, la decisión del presidente Vizcarra no afecta el avance de demás proyectos en el Perú como Cuajone en Moquegua, Los Chankas en Apurímac o Michiquillay en Cajamarca. “Es beneficioso para la empresa tener más producción como la tuvo en el 2018, 2019 y esperamos que en el 2020 también lo tenga. Ojalá pudieran ser, dentro de lo que hemos calculado, alrededor de 8 mil millones de dólares”, dijo.

Rocha reiteró que la empresa está comprometida con la mejoría de las localidades del sur del Perú y la aplicación de su política de responsabilidad social en las zonas de influencia. “La empresa tiene más de sesenta años trabajando en el Perú, en las regiones de Tacna y Moquegua. En el caso de Tacna, con Toquepala y luego en Moquegua, con la mina Cuajone y la fundición y la refinería del puerto de Ilo, se han visto los resultados y los cambios”, finalizó.