(Foto: El Comercio)
(Foto: El Comercio)
Redacción EC

informó que actualmente viene trabajando con el gobierno peruano para obtener el permiso de construcción del proyecto de cobre (Arequipa), cuyo presupuesto total de inversión suma US$1.400 millones. 

"Esperamos que el permiso sea emitido en el 2018", dijo la compañía en su informe de resultados trimestrales. A inicios de año, esperaba que el permiso se obtenga en la primera mitad del 2018. 

A la fecha, la compañía ya cuenta con los estudios de ingeniería del proyecto y el Estudio de Impacto Ambiental (EIA) aprobado. Una vez se obtenga la licencia de construcción, la culminación de los trabajos tomaría alrededor de dos años para dar inicio a la fase de producción.

La empresa de de capitales mexicanos espera que el proyecto cuprífero genere 3.600 puestos de trabajo durante la fase de construcción; y 600 puestos de trabajo y otros 4.200 indirectos cuando entre en operación.  

La cartera de proyectos aprobados de Southern Copper en el Perú cuenta con un presupuesto de capital de US$2.900 millones, de los cuales US$1.900 millones ya han sido invertidos. Con los proyectos de Michiquillay (US$2.500 millones) y Los Chancas (2.800 millones), las inversiones alcanzan los US$8.200 millones.

Respecto al proyecto de expansión de Toquepala, éste tiene un avance de 98% y se espera que inicie producción en el cuatro trimestre del 2018.

RESULTADOS TRIMESTRALES

Southern Copper reportó una utilidad neta de US$369,4 millones en el tercer trimestre del año, 8,1% menor a lo alcanzando en el mismo trimestre del 2017, explicado principalmente por el menor precio de los metales y de una mayor provisión de impuestos no monetaria. 

A setiembre de este año, el cobre se ha depreciado en 10,3% y bordea los US$3 por libra.

La producción de cobre creció 1,1% debido a las mayores operaciones de Toquepala (+16.6%) y Cuajone (+9,8%), compensadas por la menor producción en Buenavista (-7,3%).