Walter Martos dejó algunos vacíos en aspecto laboral, según especialistas. (Foto: Anthony Niño de Guzmán / GEC)
Walter Martos dejó algunos vacíos en aspecto laboral, según especialistas. (Foto: Anthony Niño de Guzmán / GEC)
María Claudia Medina

A diferencia de los anuncios que realizó el anterior Gabinete de Ministros, el premier prefirió centrarse en medidas de corto plazo para la durante su presentación por el en el de la República.

PARA SUSCRIPTORES: Trabajo remoto: ¿Cuáles serían los criterios para una ley que permanezca tras la pandemia?

Dentro de estas medidas, se encuentra el programa de empleos temporales Arranca Perú, y un plan de soporte a las micro y pequeñas empresas (mypes) que –según precisó Martos- representan el 86% del empleo privado y el 30% de la producción. Si bien este reconocimiento es importante, el laboralista César Puntriano, socio del Estudio Muñiz, consideró que se necesitaría algún mecanismo para que las mypes impulsen el empleo formal.

“Hubiera esperado algo más en la formalización laboral, al menos una base para dejarle algo avanzado al gobierno entrante y darle facilidades a las empresas para que contraten personal formal con incentivo laboral a las mypes. En la coyuntura que nos encontramos, se debió pensar en un contrato laboral para la emergencia, que sea más accesible”, consideró.

El ministro Martos reiteró el ofrecimiento del Gobierno de destinar S/ 6,791 millones para generar un millón de puestos de trabajo en 13 líneas de acción que incluyen el mantenimiento de vías, los núcleos ejecutores del sector agrario y los proyectos de infraestructura del programa Trabaja Perú.

LAS AUSENCIAS MÁS URGENTES

Para Christa Caro, líder del área laboral del Estudio Amprimo, Flury, Barboza & Rodríguez Abogados, sí hubiera sido importante que se mencionara al menos si el régimen extraordinario de continuará más allá del fin de la Emergencia Sanitaria, el próximo 7 de setiembre, dado que existe incertidumbre entre los empleadores.

“La propuesta del gabinete anterior era extenderlo a julio de 2021, pero no sabemos todavía si va a ser así. No se puede aplicar el teletrabajo con la regulación actual. El teletrabajo que está normado, actualmente, no ha tenido mayor acogida”, sostuvo.

Advirtió que, en muchos casos, el empleador no va a poder implementar las medidas de prevención de contagio del COVID-19 y quizás no puedan mantener el distanciamiento social, lo que incrementaría más los contagios.

En el caso de la suspensión perfecta de labores, que vence el 7 de octubre, también consideró que se debió precisar si la situación va a continuar especialmente para los negocios en la Fase 4 de la reactivación económica, que se está postergando.

“También, ligado a la emergencia sanitaria, está la contratación de personas en grupo de riesgo que todavía están dentro de la planilla. Muchos de ellos están al borde de la jubilación y será difícil que recuperen las horas y meses perdidos en seis meses de paralización”, indicó.

TE PUEDE INTERESAR

VIDEO SUGERIDO

Pedro Cateriano anuncia que el trabajo remoto se se extenderá hasta el 31 de julio de 2021