Sin embargo, si cambiamos nuestro televisor de 42" a 65" gastaremos en promedio 30% más de energía eléctrica (S/0,02 adicionales por cada hora que veamos televisión). Por lo tanto, las 128 horas que representan todos los partidos del mundial tendrían un costo adicional de S/2,6 más. (Foto: El Comercio)
Sin embargo, si cambiamos nuestro televisor de 42" a 65" gastaremos en promedio 30% más de energía eléctrica (S/0,02 adicionales por cada hora que veamos televisión). Por lo tanto, las 128 horas que representan todos los partidos del mundial tendrían un costo adicional de S/2,6 más. (Foto: El Comercio)
Marcela Mendoza Riofrío

Cada gol festejado, cada partido ganado y cada pase bien hecho ha llenado de optimismo al hincha peruano y lo ha motivado a gastar un poco más.

En términos de mercados, este entusiasmo se ha traducido en el doble de ventas y casi el triple en facturación si comparamos las semanas de este año en las que jugó Perú frente a los mismos períodos del año anterior. Solo durante dicho período se pasó de un gasto de S/154 millones en en el 2017 a S/401 millones el 2018, según las métricas de .

Según Mariano Rabanal, director de consumo electrónico de , somos un país muy apasionado por el y esta emotividad se traduce en una compra inmediata de televisores, tal como se pudo apreciar desde que empezamos a ganar partidos en el 2017 y la posibilidad de obtener un cupo en Rusia 2018 se iba concretando.

Cuando jugamos partidos decisivos, como el duelo frente a Argentina en la Bombonera o el repechaje ante Nueva Zelanda, las ventas crecieron más del 50% en comparación con la misma semana del año anterior, afirma Rabanal.

Por el contrario, el ejecutivo recuerda que, cuando se presentaban situaciones adversas, como la sanción inicial a Paolo Guerrero por el resultado adverso de los análisis o la ampliación del castigo contra el capitán de la selección, la compra de televisores caía al menos diez puntos por debajo de lo previsto.

Otros eventos de trascendencia nacional, como la incertidumbre política ligada al proceso de vacancia y renuncia de Pedro Pablo Kuczynski, no influyeron tanto en las ventas, señala Rabanal. El termómetro del sector se movió, principalmente, por la fiebre de Rusia 2018.

Coincide Alonso Mendoza, gerente comercial de AOC, quien asegura que esta campaña mundialista ha sido una de las más largas y emotivas, porque arrancó cuando la selección peruana empezó a tener posibilidades de clasificar y las ventas en Navidad se mantuvieron en altos niveles a pesar de los problemas políticos en torno de PPK.

Para el 2018, ya clasificados al Mundial, el panorama mejoró y tuvo sus picos más importantes para el Día de la Madre y el Día del Padre, con récords históricos que permitieron cumplir todas las metas previstas, añade Mendoza.

Y si bien las campañas habituales fueron más buenas de lo ordinario, los meses sin festividades también fueron positivos. Solo en abril, según la Cámara de Comercio de Lima, las importaciones de televisores crecieron 115% comparadas con el mismo mes del 2017 y, luego del Día de la Madre, cuando se confirmó definitivamente que Guerrero iría a Rusia, hubo un pico de alza de ventas de 289% si la comparamos con la misma semana del año pasado.

Rabanal precisa que, según las cifras más recientes de GfK, desde la quincena de mayo hasta la victoria ante Australia la semana pasada, el crecimiento ha sido de un 80% si se compara con el mismo periodo del 2017.

Lo positivo, reiteran ambos ejecutivos, es que el incremento en las ventas ha estado acompañado por una búsqueda de mejores prestaciones en los productos y un alza en el ticket promedio.

Los más demandados, según GfK, han sido los televisores de 49 y 55 pulgadas y las expectativas de LG de vender 300 unidades OLED por semana se quedó corta, pues llegaron al doble de lo previsto: 600 unidades.

El impacto del Mundial, agrega Rabanal, se contagió a otras categorías de consumo, desde los parlantes hasta los refrigeradores y toda la línea blanca, que creció 6%, cuando se proyectaba que no tendría ningún alza.

Zamir Huamán, gerente de producto de Samsung, reporta un crecimiento anual del orden del 100% en la venta de televisores en el primer semestre, con picos de 168% en las TV de 65 pulgadas. Además, Huamán observa un 50% de crecimiento en las ventas de barras de sonido.

Las proyecciones de los principales actores del mercado fueron superadas con creces en variedad de modelos y categorías. Las promociones no faltaron en ninguna tienda y el consumidor respondió, explican. Todos apuestan a que se cumplirá la previsión de GfK de cerrar este 2018 con 1,8 millones de televisores vendidos, lo que significará una facturación de alrededor de S/2.500 millones.

¿Culminó la campaña del Mundial con la eliminación de la selección peruana en fase de grupos? Mendoza asegura que no. Todavía falta la final del Mundial, que coincidirá con el pago de la gratificación de Fiestas Patrias, y muchos compradores aprovecharán las ofertas todavía vigentes. El partido no termina hasta el pitazo final.