Fernández se encuentra de gira por Europa. (Foto: Reuters)
Fernández se encuentra de gira por Europa. (Foto: Reuters)

En la tercera etapa de su gira europea, el presidente argentino, , se reunió este martes en Madrid con el jefe del ejecutivo español, , del que obtuvo su “respaldo” para renegociar con el Fondo Monetario Internacional () la pesada

Sánchez recibió a Fernández con un abrazo a las puertas del palacio de la Moncloa, las oficinas de la presidencia del gobierno español.

El dirigente peronista de centro-izquierda es el primer mandatario extranjero recibido por el líder socialista español desde que éste fuera investido en enero. Ambos se vieron ya en setiembre durante una visita de Fernández a Madrid, en calidad de candidato.

“Siempre es grato oírlo y ver que compartimos visiones del mundo. Me ofreció su sincero apoyo para que la Argentina pueda salir adelante y ponerse de pie”, tuiteó Fernández refiriéndose a .

“Sánchez ha trasladado al nuevo mandatario argentino la solidaridad del Gobierno español para superar la difícil situación económica y social que vive Argentina, así como el respaldo en el proceso de renegociación de la deuda”, señaló en un comunicado la presidencia del gobierno de España, un país que es el segundo mayor inversor extranjero en Argentina, y miembro del FMI con una cuota actual del 1,68%.

El comunicado agregó que ambos mandatarios “han acordado dar un importante impulso a las relaciones bilaterales”.

Tras su encuentro, los dos celebraron un almuerzo, y luego el dirigente argentino fue recibido por el rey Felipe VI.

Fernández se encuentra de gira por Europa con un cometido muy claro: recabar apoyos políticos de peso para negociar un reescalonamiento de los vencimientos de la deuda exterior argentina.

El pasivo asciende a US$ 311.000 millones, de los cuales 44.000 millones con el FMI, acordados bajo el gobierno del anterior presidente, el liberal .

La deuda externa equivale a cerca del 91% del PBI argentino.Y el monto a renegociarse –de aquí al 31 de marzo según los objetivos del gobierno– es de unos US$ 195.000 millones (57% del PBI), correspondientes a la deuda pública con bonistas privados y organismos bilaterales y multilaterales.

Argentina's new president Alberto Fernandez smiles during his inauguration ceremony at the Congress in Buenos Aires on December 10, 2019.  / AFP / Alejandro PAGNI
Argentina's new president Alberto Fernandez smiles during his inauguration ceremony at the Congress in Buenos Aires on December 10, 2019. / AFP / Alejandro PAGNI

Los demás datos macro tampoco son buenos, ya que la economía argentina lleva año y medio en recesión, la pobreza afecta al 40% de la población y la inflación es de las más altas del mundo, un 53,8% en 2019.

Para Fernández, en el cargo desde diciembre, es esencial negociar con el FMI un nuevo calendario de vencimientos, de manera que, tal como repite, el país pueda reembolsar lo debido “sin dañar al pueblo argentino”.

Por ello, su gobierno se está moviendo dentro y fuera del país.

A fines de enero, la cámara baja aprobó un proyecto de ley que otorga al ejecutivo amplios poderes para negociar una reestructuración y debe ser aún ratificado por el Senado.

Por otro lado, este miércoles está previsto que el ministro de Economía, Martín Guzmán, hable con la directora gerente del Fondo, Kristalina Georgieva, al margen de un seminario organizado en el Vaticano.

Y durante este mes, el FMI enviará una misión a Buenos Aires para dialogar sobre los planes de reestructuración de la deuda argentina.Igualmente, el equipo de Fernández quiere “juntar dólares para poder pagar”.

Un esfuerzo que pasa por fomentar la llegada de turistas extranjeros, y que quedó de manifiesto con la visita a Madrid en enero del ministro argentino de Turismo, Matías Lammens, a la feria Fitur, la más importante del ramo para América Latina.

–EL MIÉRCOLES, CON MACRON–

Fernández, que viaja acompañado de su pareja Fabiola Yáñez, el canciller Felipe Solá y el secretario general de la Presidencia, Julio Vitobello, llegó este martes a Madrid procedente de Berlín, donde se reunió la noche del lunes con la canciller .

Su primera etapa había sido Roma, donde el viernes se reunió con el papa, el argentino Francisco, el presidente italiano Sergio Mattarella y el primer ministro Giusseppe Conte.

La gira concluirá el miércoles en Francia, un país cuyas empresas se están interesando por los yacimientos de litio del norte de Argentina.

En París, Fernández se reunirá con su homólogo francés, , e impartirá una conferencia en la escuela de ciencias políticas Sciences-Po.