(Foto: El Comercio)
(Foto: El Comercio)

El año comenzó con el pie derecho para el de Lima Metropolitana de Apoyo Consultoría (Indicca). El indicador que mide la expectativa de las familias sobre el futuro de su situación económica se ubicó en terreno optimista al cerrar en 52 puntos en enero, tres puntos por encima del resultado de diciembre.

Un índice arriba de los 50 puntos indica que la confianza de los consumidores es positiva y debajo de ese valor es negativa.

Este resultado pone fin a un período de pesimismo que duró diez meses consecutivos, aunque la confianza aún permanece en niveles bajos –muy cercana a la línea que separa el pesimismo del optimismo–, asociada a un crecimiento moderado del consumo, explica Donita Rodríguez, jefa de Análisis Macroeconómico de .

“Para nosotros [el resultado de enero] ha sido una sorpresa, considerando la debilidad del mercado laboral. El empleo formal urbano cayó 1% tanto en el 2016. La cifra del 2017 sería muy parecida”, detalla la especialista.

EMPLEO E INFLACIÓN
En este escenario, lo que está mejorando, continúa Rodríguez, son las perspectivas de empleo en los niveles socioeconómicos (NSE) C y D, que se desempeñan principalmente en la construcción. Este sector engloba “un gran puñado de esperanza este año” por el desarrollo de infraestructura, como obras públicas en general y los avances en proyectos relacionados con los Juegos Panamericanos 2019.

La perspectiva positiva se extiende a todos los NSE. De hecho, casi el 60% de los hogares espera que su situación económica mejore en los próximos 12 meses, el mayor porcentaje registrado desde enero del año pasado, según Apoyo Consultoría.

Asimismo, otro factor que impulsó el crecimiento del Indicca este mes es la baja inflación, que sigue beneficiando la capacidad de consumo de las familias.

“La inflación cerró el 2017 en 1,4%, la tasa más baja en ocho años, mientras que nosotros proyectábamos 1,6%. La sensación de que los precios están bajos también contribuye [al optimismo del consumidor]”, detalla Rodríguez.

EL FUTURO
Para la economista, todavía debemos esperar los resultados del índice de los siguientes meses para confirmar si la mejora es temporal o el inicio de una nueva tendencia. “Esto último [un cambio de tendencia] sería una muy buena noticia, pero nos sorprendería, considerando la debilidad actual y esperada del mercado laboral”, precisa Rodríguez.

Las proyecciones de Apoyo Consultoría no contemplan un gran rebote del empleo formal. La firma prevé que este último crecería apenas 1% este año, impulsado por algunos sectores relacionados a la inversión, como metalmecánica y materiales de construcción. “Las empresas que van a operar más en el lado del consumo no [optarán por contratar] tanto”, finaliza Rodríguez.

Lee más noticias de Economía...