Los planes también están orientados a reducir la anemia. (Foto: GEC)
Los planes también están orientados a reducir la anemia. (Foto: GEC)
Redacción EC

La Sociedad Nacional de Industrias (SNI) y la Asociación Peruana de Molineros del Perú (Apema) anunciaron el lanzamiento de los programas Cómprale al Perú y el Plan Nacional para Fortificación del Arroz.

Estos planes pretenden motivar la adquisición de productos nacionales, generar empleo formal e impulsar un proyecto que masifique la incorporación de nutrientes en el proceso productivo de este cereal.

Minagri: Las prioridades son la agricultura familiar y la Ley de Promoción Agraria

Minagri implementará a inicios de 2020 un padrón único de productores agrarios

El 60% de productores nacionales de producción de arroz ha decidido apoyar la reducción de la anemia y colocar el “símil” que contiene zinc, hierro y otras vitaminas, señaló la SNI.

“Los empresarios estamos comprometidos con el bienestar social de la población, lo que implica generar empleo a través de la producción nacional; sin embargo, no dejamos de ser conscientes de los problemas de salud que aquejan a los peruanos, tales como la anemia”, anotó Ricardo Márquez, presidente de la SNI.

Al respecto, el presidente de Apema, Tomás Padilla, explicó que masificar la fortificación del arroz es posible, pues se cuentan con hectáreas de cultivo en Piura, Lambayeque, La Libertad, Áncash, Arequipa, Tumbes, San Martín, Cajamarca, Amazonas, Loreto, Huánuco y Ucayali.

“Nosotros como empresarios estamos dispuestos a trabajar; la fortificación del arroz es una iniciativa nuestra, pero buscamos aliados y un aliado indispensable es el Ejecutivo, pues es este quien debe dar las políticas para concretar esta propuesta. La anemia es un problema serio en el que no se le puede excluir al sector privado y que demanda de un trabajo conjunto con el sector público”, expresó Padilla.

Por su parte, el presidente del Comité de Arroz de la SNI y miembro de Apema, Alfonso Garcés, manifestó que poner en marcha la fortificación masiva de este cereal implica cambiar la cultura de compra de los peruanos.

En ese sentido, advirtió que el 80% del arroz que se vende en el Perú es a granel, y solo un 20% es embolsado, y el programa de fortificación debe ampliarse a este segmento de mercado buscando la inocuidad del producto.

“Necesitamos un producto inocuo, libre de cualquier contaminación, alteración o condición que altere la salud”, remarcó el empresario.

TAGS RELACIONADOS