ENTREVISTA. Sergio Galarza

"Con los perros he conocido Madrid"

Paseando perros como oficio, el escritor limeño ha logrado sobrevivir en la compleja capital española. Luego de dos años de residencia, consigue publicar su primer libro: un reportaje sobre la visita de Mick Jagger y Keith Richards en el Perú en los años setenta

Por Yolanda Vaccaro

MADRID. Sergio Galarza (Lima, 1976) se gana la vida en España paseando perros. Un oficio que empieza a ganar terreno en Madrid, emulando a otras capitales europeas. En realidad, decidió vivir en España, donde radica desde hace dos años, para desarrollar una carrera de escritor que en el Perú ya prometía. Dejó su trabajo como redactor en noticieros de televisión y, provisto de una visa de estudiante, llegó a Madrid. Esta semana, la editorial Periférica publica en España una adaptación de "Los Rolling Stones en Perú", obra escrita al alimón por Galarza y Cucho Peñaloza, cuya primera versión se editó en Lima en 2004. Un reportaje en torno a la curiosa visita que en 1969 hicieron a nuestro país Mick Jagger y Keith Richards, y que soliviantó a la conservadora sociedad limeña. Asimismo, ha quedado finalista en el Primer Concurso de Relatos Eñe con "La modelo rusa", cuento inspirado en una ex compañera suya de departamento, que no lograba ser modelo de pasarela porque le faltaba un par de centímetros de estatura.

¿Sus experiencias son el principal alimento de sus obras?
Me empezó a interesar la literatura cuando conocí a Julio Villanueva. Él decía que el reportaje es el futuro de la literatura. Yo no le creía, pero ahora pienso lo mismo. Un escritor que no lee ficción no tiene futuro.

Marcel Proust no salió prácticamente ni de su habitación
Genios así ya no existen; es muy difícil encontrar hoy en día un Proust, un Kafka. Los escritores ahora siguen las modas del mercado. Ahora en España todos quieren dar su opinión sobre la Guerra Civil Española, todas son novelas sobre esa guerra. Aquí tienen mucha acogida las novelas históricas. Si quieres tener éxito, escribe una...

¿Hay una imagen idealizada sobre España en el Perú?
Sí, para muchos escritores.

¿Se arrepiente?
En absoluto. Las dificultades son las que te hacen conocer la ciudad, te hacen definir si esta es tu ciudad o si debes buscarte un sitio mejor. Ahora siento que mi lugar está en Madrid. De hecho antes de venir ya tenía más amigos acá que en Lima, compañeros de universidad, sobre todo. He conocido a muchos peruanos con los que juego fútbol en Madrid. Durante mi primer año aquí pasé un año en pisos de amigos que me alojaron gratis. Una suerte que tienen pocos.

¿Cómo vive ahora?
Con dos chicas españolas. Busqué en Internet piso para compartir, pasé el cásting hasta que me aceptaron como compañero de piso. Vivo en la calle San Andrés, que es mi calle favorita, cruza casi todo el barrio de Malasaña y aquí están mis sitios favoritos.

¿Qué ha hecho en este tiempo para lograr ser escritor en España?
Primero sacar tiempo de donde no hay para escribir. Trabajo muchas veces desde las 7 de la mañana hasta las 9 de la noche, casi siempre de lunes a domingo. He enviado escritos solo a tres editoriales. Enviaba un libro de cuentos, mi nueva obra. Pero para un libro de relatos no hay muchas puertas que tocar en España. Me dijeron que no me publicaban. Escribí una novela por obligación, porque si no ya no podía tocar más puertas, y no me gustó; antes de que me dijeran "no" me di cuenta de que no tenía la tensión suficiente. Ahora sí escribo una novela que me gusta porque no lo hago por obligación; tiene que ver con los perros porque mi trabajo es la forma como he conocido la ciudad y la gente.

¿Es difícil entrar en el círculo del mundo editorial español?
Aquí mandar tu libro a una editorial o a un concurso sin conocer a nadie es un poco iluso, porque la gente que tiene contactos allí te dice que los libros se almacenan. Alguna vez he sido lector externo de una editorial en Madrid, y he visto las cajas de manuscritos que nunca se leen; es demasiado. Si tu libro va recomendado, entonces sí tienes alguna posibilidad.

¿Cómo ha logrado que publiquen aquí su libro "Los Rolling Stones en Perú"?
Ese fue otro golpe de suerte. Un día me llegó un e-mail de un tipo que es mi editor ahora, Julián Rodríguez. Me contaba que había abierto su editorial, Periférica, y buscaba autores latinoamericanos jóvenes para publicar acá, y que me había encontrado por Internet leyendo algunos de mis cuentos que están en la red. Me pidió toda mi obra. Finalmente decidimos que reeditaríamos "Los Rolling Stones en Perú", pero no es el libro tal como se publicó en Perú sino que se ha modificado.

¿En qué sentido?
En los reportajes que se publican en las revistas españolas hay siempre un egocentrismo, un yoísmo. Me di cuenta de que eso también estaba en "Los Rolling Stones en Perú"; había caído en el error que ahora critico. Alguna vez me dije: "Si este libro se vuelve a editar, me gustaría hacerlo más neutral". En el libro que se publica en España los autores, Cucho Peñaloza y yo, aparecemos difuminados, quería que la historia pesara por sí misma. Se han eliminado varios capítulos que podían tener interés para Lima, pero acá no pintan nada, como el inicio de la movida punk en Lima.