Edición impresa

  • Imprimir página
  • E-mail
  • Aumentar texto
  • Disminuir texto
  • Favoritos
  • Mr. Wong
  • Delicious
  • Menéame
  • Google

Compra de computadoras pero con la máxima transparencia

La aprobación del crédito suplementario para concretar el proyecto Una Laptop por Niño es una excelente noticia para los niños pobres del Perú. Entre otras cosas, porque refuerza la estrategia para mejorar la calidad educativa y acorta la brecha tecnológica entre la escuela pública y la privada.

Hay que reconocer el esfuerzo del Gobierno y especialmente del Ministerio de Educación para que esta herramienta de aprendizaje esté al alcance, inicialmente, de 40 mil escolares, gracias a lo cual tendrán acceso a más información y la oportunidad de conectarse con el mundo.

Entre sus fortalezas, además del programa y de los aspectos técnicos, destacan su resistente batería que puede durar, según se ha informado, entre tres y cuatro días. Esto permite que sea usada en zonas rurales donde hay carencias de energía eléctrica y también que el equipo pueda ser llevado a sus respectivas casas para continuar con sus labores escolares.

Ahora, con la luz verde para el desembolso del dinero, resta que el proceso de adquisición sea ejecutado con suma transparencia y que el Estado haga una impecable inversión, especialmente cuando el Congreso ha aprobado adquirir las computadoras no mediante una licitación, sino por compra directa a la organización OLPC (One Laptop per Child), responsable de la concepción de este proyecto.

El Gobierno debe comprender que cometer un error, por incompetencia o corrupción, en un tema que sirve para la educación infantil afectaría gravemente el proyecto y la imagen de una gestión eficiente.

  • Imprimir página
  • E-mail
  • Aumentar texto
  • Disminuir texto
  • Favoritos
  • Mr. Wong
  • Delicious
  • Menéame
  • Google