Edición impresa

  • Imprimir página
  • E-mail
  • Aumentar texto
  • Disminuir texto
  • Favoritos
  • Mr. Wong
  • Delicious
  • Menéame
  • Google

Descubren templo y mural de unos 4.000 años de antigüedad

Los restos arqueológicos en el distrito de Pomalca --levantados aproximadamente mil años después de Caral-- constituirían el origen de la primera civilización en el norte

Luego de tres meses de excavación científica, un grupo de arqueólogos, dirigido por Walter Alva, desenterró un mural multicolor de 4.000 años de antigüedad, que forma parte de un templo muy antiguo, donde estarían los orígenes de la civilización andina en el norte del país.

El sensacional hallazgo se registró en un yacimiento arqueológico denominado Ventarrón, a unos 20 kilómetros al noreste de Chiclayo. El mural representa la caza de un venado, ritual practicado por los antiguos habitantes de este lugar; se observa ejemplares que están atrapados en una red y tratan de liberarse de sus captores.

El recinto mide 50 metros de ancho por 50 de largo, y sus paredes están decoradas con pinturas de colores rojo, blanco y verde, en las tres fases de construcción.

Tiene especial significado para la ciencia porque la construcción del templo revela nuevas técnicas de edificación jamás registradas. Sus paredes fueron levantadas con bloques de arcillas que extrajeron del lecho del río.

Los restos que ahora se revelan poco a poco ante los ojos de los arqueólogos fueron recuperados a tiempo de la destrucción, ya que los pobladores que habitan en el centro poblado aledaño fabrican adobes en los alrededores del yacimiento.

Como parte del mismo proyecto, en la zona arqueológica de Collud los investigadores también desenterraron otro templo de 3.000 años de antigüedad, cuyas paredes presentan muros en alto relieve con figuras típicas del Chavín Antiguo.

  • Imprimir página
  • E-mail
  • Aumentar texto
  • Disminuir texto
  • Favoritos
  • Mr. Wong
  • Delicious
  • Menéame
  • Google