Edición impresa

  • Imprimir página
  • E-mail
  • Aumentar texto
  • Disminuir texto
  • Favoritos
  • Mr. Wong
  • Delicious
  • Menéame
  • Google

TIENE LA SEXTA MAYOR RESERVA MUNDIAL DE DICHO MINERAL

Brasil analiza iniciar exportaciones de uranio en el 2011

Concluirán la construcción de su tercer reactor atómico en el 2014

RÍO DE JANEIRO [REUTERS]. La empresa estatal Industrias Nucleares de Brasil (INB) espera obtener del Gobierno autorización para comenzar a exportar uranio como parte de un plan para cuadriplicar la producción para el 2011 y ampliar la prospección.

Luis Felipe da Silva, asesor especial del titular de INB para nuevos proyectos, dijo que el plan de extracción de fosfato y uranio de la mina de Santa Quiteria, que involucraría un socio privado, está vinculado a la liberalización de las exportaciones.

"Una vez que se resuelva el asunto de las exportaciones (...) el INB no tendrá ningún problema en hacer el proyecto asociado a la iniciativa privada dentro del marco jurídico existente", dijo Da Silva en un aparte de un seminario sobre energía nuclear.

Santa Quiteria, ubicada en el noreste del estado de Ceará, produciría 800 toneladas de uranio en el 2011 y 1.200 toneladas después, lo que permitirá a Brasil la exportación de más de 1.000 toneladas de metal excedente.

NUEVO NEGOCIO
Guilherme Camargo, director de la Asociación Brasileña de Energía Nuclear (ABEN), advirtió que sin la luz verde para las exportaciones Santa Quiteria está condenada al fracaso, y Brasil perdería una buena oportunidad de aprovechar los precios elevados del uranio y reponer las reservas.

El INB busca exportar el metal, porque quiere reinvertir en prospección, minería y nuevas unidades de procesamiento, incluidas las centrifugadoras en la planta de enriquecimiento de uranio de Resende, inaugurada el año pasado y ahora en la fase preoperacional.

Las leyes de Brasil determinan la minería y el comercio de uranio como monopolio estatal y no permiten las exportaciones. Brasil tiene la sexta mayor reserva mundial de uranio, pero su producción es aún escasa, solo destinada a suministrarlo a dos reactores locales.

El jefe del Organismo Internacional de Energía Atómica, Mohamed al Baradai, sugirió que Brasil podría tener un programa nuclear más ambicioso, porque tiene la tecnología de enriquecimiento y la materia prima para combustible nuclear.

Brasil aprobó este año concluir el tercer reactor atómico tras 20 años de congelamiento. Angra III debe estar en producción en el 2014 y requerirá unas 300 toneladas de uranio por año, además de las cerca de 400 toneladas al año que consumen los otros dos reactores existentes.

DEL CONSULTOR
MODESTO MONTOYA. Físico

Una encrucijada nuclear
El uranio natural es la materia prima para elaborar combustible destinado a los reactores nucleares de potencia eléctrica o la construcción de bombas atómicas. Por ello, con la crisis de petróleo de los años setenta, el precio del uranio se disparó. Luego bajó y se mantuvo estable durante las décadas del ochenta y noventa. Esto se debió a que la distensión nuclear dio lugar al desmantelamiento de las bombas nucleares, cuyo uranio entró al mercado.

Brasil --pese al desacuerdo manifestado por EE.UU.-- ha desarrollado la tecnología de enriquecimiento de uranio a pequeña escala usando la tecnología de la ultracentrifugación. Cabe señalar que Brasil ha firmado el Tratado de No Proliferación de Armas Nucleares, mediante el cual se compromete a usar la tecnología nuclear solo para fines pacíficos, bajo el control del Organismo Internacional de Energía Atómica. Pese a ello, no ha permitido que los inspectores de esa entidad tengan acceso al equipamiento con el que se enriquece el uranio.

Brasil quiere dominar el ciclo completo de combustible nuclear, desde la minería hasta la construcción de reactores nucleares y el procesamiento de residuos. Para ello se requieren grandes inversiones.

  • Imprimir página
  • E-mail
  • Aumentar texto
  • Disminuir texto
  • Favoritos
  • Mr. Wong
  • Delicious
  • Menéame
  • Google