Edición impresa

  • Imprimir página
  • E-mail
  • Aumentar texto
  • Disminuir texto
  • Favoritos
  • Mr. Wong
  • Delicious
  • Menéame
  • Google

LAS LUCHAS ENTRE CACIQUES EN EL PERÚ COLONIAL

Hechicería y poder

Por Jorge Paredes

José Carlos de la Puente Luna
LOS CURACAS HECHICEROS DE JAUJA
Fondo Editorial PUCP, Lima 2007
S/. 59

El fenómeno de la extirpación de idolatrías, el complejo proceso llevado a cabo por los colonizadores, entre los siglos XVI y XVII, para erradicar cualquier vestigio de paganismo, saber tradicional y resistencia entre la población indígena, es el marco de este revelador trabajo de José Carlos de la Puente. Este libro tiene varias perspectivas: es una muestra de historia regional (de la zona de Jauja), es también de manera tangencial una aproximación al tema de la brujería en el valle del Mantaro y, sobre todo, es un revelador enfoque sobre la lucha política, las intrigas y las venganzas llevadas a cabo entre los curacas locales por el control de esta zona de la sierra central, durante el primer siglo de dominación española.

Luego de implantado el poder español, ese mundo andino inmenso, heterogéneo, basado en una organización política ancestral de curacazgos y señoríos (donde las disputas por el poder no eran la excepción), se transformó de manera radical y las antiguas elites pasaron a ser bisagras entre el poder español y la masa de indios. En este contexto aparece un hecho inédito: la extirpación de idolatrías impulsada por el virrey Toledo, desde mediados del siglo XVI, que trató de "cristianizar" la mentalidad del hombre andino.

Este trabajo de Carlos de la Puente Luna explica la complejidad de este proceso y llama la atención sobre las acusaciones de hechicería, incesto y amancebamiento que cinco familias de caciques huancas (los Cusichaqui, los Limaylla, los Guacrapaucar, los Apolaya y los Chuquillanqui) se formularon entre sí ante los doctrineros coloniales. ¿Qué hay detrás de estas acusaciones? "Los expedientes de idolatrías son una puerta privilegiada de ingreso a las historias regionales, solo parcialmente escritas, del Perú virreinal", escribe el autor. Según su hipótesis lo que estas familias estaban ventilando en realidad eran antiguas rencillas y rivalidades por el control de la zona, tratando de descalificar a sus enemigos con tan graves acusaciones.

Por ello no es casual que estas denuncias se hayan realizado en el contexto de la visita del virrey Toledo a Jauja en 1570 para incentivar su política de reducciones y la creación de pueblos de indios. Un tiempo en que un número creciente de curacas forasteros llegaba a esta rica zona, haciendo peligrar el poder establecido. El libro desborda este tema y puede verse también como un ejemplo de historia regional del valle de Jauja, aquel sitio fértil y de gran riqueza que alcanzó fama durante el virreinato. Es muy ilustrativa la reconstrucción genealógica del poder local, de las elites nativas, de los matrimonios y las alianzas, que con el tiempo construirían aquel mito utópico de la nación huanca.

  • Imprimir página
  • E-mail
  • Aumentar texto
  • Disminuir texto
  • Favoritos
  • Mr. Wong
  • Delicious
  • Menéame
  • Google