Edición impresa

  • Imprimir página
  • E-mail
  • Aumentar texto
  • Disminuir texto
  • Favoritos
  • Mr. Wong
  • Delicious
  • Menéame
  • Google

DOS PRECURSORES DE LA FOTOGRAFÍA PERUANA

Lentes pioneros

Por Diego Otero

Max T. Vargas y Emilio Díaz
DOS FIGURAS FUNDACIONALES DE LA FOTOGRAFÍA DEL SUR ANDINO
Coedición Icpna / Ipad Andrés Garay Albújar / Jorge Villacorta Chávez
S/.100

La labor de investigación, difusión y reflexión que vienen realizando Andrés Garay Albújar y Jorge Villacorta en torno a la fotografía del sur andino es de vital importancia para entender un momento clave de nuestra historia artística. Después de todo, y como siempre suele suceder en estos casos, una obra universalmente reconocida como la de Martín Chambi no surge de la nada para cubrir un vacío visual sino que está firmemente encarrilada en una tradición; una tradición que Garay y Villacorta han sabido rastrear, develar y contextualizar en exposiciones y libros. Del 9 de noviembre al 18 de diciembre del 2005 pudimos ver en la galería del Icpna de Miraflores la muestra "Max T. Vargas y Emilio Díaz, dos figuras fundacionales de la fotografía del Sur Andino (1896-1926)", que es uno de los peldaños más delicados e importantes en el reconocimiento de aquella tradición. Una tradición que por serie larga de factores -uno de los principales es el eclipse de los estudios fotográficos entendidos como taller de artista y empresa comercial- fue desapareciendo paulatina y silenciosamente. Así pues, la labor de Garay y Villacorta se llevó a cabo como una especie de ardua pesquisa detectivesca y una subsecuente arqueología visual. Y valió la pena.

Hoy llega a nuestras manos el catálogo de dicha exposición, que complementa la selección de imágenes de Max T. Vargas y Emilio Díaz con un estudio que contextualiza el desarrollo profesional de estos pioneros y propone una serie de hipótesis acerca de sus alcances artísticos. Para Garay y Villacorta estos fotógrafos representan, básicamente, los primeros logros estéticos de lo que se conoce como estudio de retrato; es decir, son los primeros en brindarle a la sociedad arequipeña de entonces una imagen capaz de calzar en su gusto y en sus aspiraciones de modernidad.

Más que Emilio Díaz, Vargas llevó su lente a exteriores y supo captar imágenes de gran poder visual, recogidas ahora en el catálogo. Imágenes que han terminado siendo una base para los portentosos legados de los hermanos Vargas y Martín Chambi.

  • Imprimir página
  • E-mail
  • Aumentar texto
  • Disminuir texto
  • Favoritos
  • Mr. Wong
  • Delicious
  • Menéame
  • Google