Edición impresa

  • Imprimir página
  • E-mail
  • Aumentar texto
  • Disminuir texto
  • Favoritos
  • Mr. Wong
  • Delicious
  • Menéame
  • Google

Que se vayan todos (Parte III)

Enfoque mundial

Por Luis Puiggrós

En el artículo de hoy pensaba escribir sobre los títulos conseguidos por la Universidad San Martín (Nacional) y Bolognesi (Clausura) dirigidos por jóvenes entrenadores de proyección: Víctor Rivera y Juan Reynoso, respectivamente (habría que enviarlos a Europa a capacitarse, pues han demostrado que tienen madera).

Reynoso hizo la diferencia con el resto de sus colegas peruanos, pues tiene estudios realizados en México, que lo colocan un escalón por encima del resto de los entrenadores nacionales.

Los dos clubes merecen un reconocimiento, pues ambas instituciones son manejadas profesionalmente: los resultados saltan a la vista. Recordemos que los directivos de los rojos mantuvieron en el cargo a Reynoso luego de un inicio fatal, pues el Bolognesi no ganó en los ocho primeros partidos bajo su mando.

Pero Dios dispone, viene el hombre y lo descompone. La Comisión de Educación, Ciencia y Tecnología, Cultura, Patrimonio Cultural, Juventud y Deportes del Congreso llamó al titular del IPD para que informase del desarrollo del deporte este año, reunión que se abocó casi exclusivamente al fútbol.

Desde que tengo uso de razón, ningún gobierno le ha dado alguna importancia al deporte. Lo demuestra el nombre de esta comisión, en la cual el deporte se pierde entre tantas actividades.

En esa reunión el congresista Renzo Reggiardo alegremente instó al presidente del IPD a que tomara con policías y todo la Videna de San Luis, lugar en el que existe un convenio de derecho de superficie por 99 años. Muy fácil es hablar sin asumir la responsabilidad.

Aquí surge una pregunta: ¿puede intervenir el Congreso en estos casos, y si es así, por qué este congresista no actúa? Si no puede hacerlo, que lo nombren titular del IPD y que tome la Videna a la fuerza, asumiendo él y no otros toda la responsabilidad.

Luego resaltó que el 79% de la población --según encuesta de Apoyo-- prefiere que el Estado intervenga a la FPF y suspenda a Burga, aunque nos cueste la desafiliación de la FIFA. Además indicó que el 87% desaprueba su gestión.

Ante esta aplastante lógica cabe otra pregunta. ¿No deberían irse también los congresistas? Pues en esa misma encuesta, el 75 % desaprueba la gestión de estos; solo el 18% lo aprueba.

Las intervenciones de un resignado presidente del IPD en esta comisión y sus posteriores declaraciones a los periodistas fueron patéticas. Demostró que el puesto le queda grande.

Lo he escrito en mis tres últimos artículos, que se vayan todos, de capitán a paje, salvo honrosas excepciones.

  • Imprimir página
  • E-mail
  • Aumentar texto
  • Disminuir texto
  • Favoritos
  • Mr. Wong
  • Delicious
  • Menéame
  • Google