Edición impresa

  • Imprimir página
  • E-mail
  • Aumentar texto
  • Disminuir texto
  • Favoritos
  • Mr. Wong
  • Delicious
  • Menéame
  • Google
  • Facebook
CONSECUENCIAS DE UNA FUGA

Anuncian pronta reorganización del INPE y evalúan otorgar las cárceles en concesión

Ministra de Justicia asegura que se buscará resolver todos los problemas carcelarios

La fuga del secuestrador Óscar Rafael Gil Rettes (32) por la puerta principal del penal de Canto Grande puso en el tapete el tema de la seguridad en las cárceles del país. La ministra de Justicia, Rosario Fernández, informó ayer que el INPE entrará en un proceso de reorganización y que se evaluará la posibilidad de dar en concesión los centros penitenciarios del país al sector privado.

"Hay varias alternativas en la privatización y existen algunas fórmulas técnicas que todavía hay que profundizar y pulir. Pero cualquier propuesta pasa por trabajar con el sector privado", agregó.

En relación a la fuga del secuestrador, la ministra señaló que ese problema requiere de una solución más radical. "Es una más de las que han pasado. Es por eso que mi despacho está trabajando en la reorganización del INPE a fin de afrontar todos los problemas de las cárceles de frente y sin máscaras", precisó.

Asimismo, manifestó que su despacho viene elaborando una serie de normativas que se aplicarán con la reorganización.

SUELTAN A AGENTES
De otro lado, el Poder Judicial dispuso ayer la liberación de cinco de los 15 agentes penitenciarios comprometidos directamente en la fuga del interno, quienes estaban detenidos en la carceleta judicial de Lima. Los servidores que salieron en libertad son Ángel Rodríguez, Carlos Remusgo, Patricia Pacheco, así como otros dos de apellidos Salazar Capcha y Espejo. Este último --según trascendió-- tenía el control de la puerta del pabellón 5-B, por donde Gil Rettes debió haber salido para llegar hasta la salida. Asimismo, se supo que en dicho pabellón --con capacidad para 300 internos-- solo había 105 reclusos en el momento de la fuga. "Espejo podía conocer a todos los reclusos porque eran pocos y distinguirlos de las visitas", aseguró una fuente extrañada por su repentina liberación.

También se conoció que Salazar Capcha, jefe del grupo de agentes, informó a la fiscal que investiga la fuga que fue el director del penal, Luis Acuña Torero, quien dio la orden para registrar a las visitas masculinas solo con el DNI, sin considerar las fichas personales.

  • Imprimir página
  • E-mail
  • Aumentar texto
  • Disminuir texto
  • Favoritos
  • Mr. Wong
  • Delicious
  • Menéame
  • Google
  • Facebook