Edición impresa

  • Imprimir página
  • E-mail
  • Aumentar texto
  • Disminuir texto
  • Favoritos
  • Mr. Wong
  • Delicious
  • Menéame
  • Google
  • Facebook

El primer africano

La recomendación de Julinho trajo al Perú a este atacante que llegó a ser seleccionado

Por Víctor Zaferson M.

Deportivo Municipal armó un equipo interesante en el Campeonato Descentralizado de 1992, cuando era dirigido por el entrenador Gustavo 'Polaco' Merino. La Academia contó en ese entonces con jugadores de la talla de los hermanos José y Jorge Soto, del uruguayo Javier Baldriz (arquero), del costarricense Eduardo Ramírez (delantero) y de los brasileños Ricardo Moraes (volante) y Benjamín Nzeakor (delantero), este último de origen africano, conocido como Benjy, y que contaba con un cartel interesante por haber integrado la selección de su país de origen (Nigeria) en una Copa Africana de Naciones y en dos Eliminatorias mundialistas en la década de los años ochenta.

Benjy, sin proponérselo, fue la principal atracción de Municipal, que quedó décimo en la temporada, pues se trataba del primer jugador africano en la historia del fútbol local. Llegó a celebrar algunos goles, pero una infeliz lesión en la rodilla lo marginó del último tramo del certamen, por lo que tuvo que regresar a curarse a Brasil, que ya por entonces era su base de operaciones. Se recuperó plenamente, pero no lo llamaron más del Perú.

"Yo jugaba en América (de Río de Janeiro) y Julinho, mi gran amigo en el Vitoria de Bahía (1989-1990), me comentó que podía jugar en un equipo peruano. Fui a ver cómo era la situación, y me contrataron en el Municipal. Vivía en un departamento en Miraflores con Ricardo Moraes. Era la época en la que había bombas muy seguido, pero me quedé pese a ello, y creo que lo hice bien. Tengo gratos recuerdos de mi experiencia en ese club, que ahora, lamentablemente, volvió a Segunda División. Eso es lo último que sé", menciona.

"Siempre me informo por Internet o por Julinho, quien es como mi hermano blanco (se ríe). Lamentablemente, no tengo contacto con nadie más. Pero reconozco que me trataron muy bien los dirigentes, los compañeros y la gente en la calle. ¿Y la comida? Simplemente fabulosa", cuenta Benjy, quien, con 43 años encima, reside ahora en la ciudad de Sao Paulo, donde ejerce su actual oficio, el de agente FIFA, pues recibió la credencial del máximo organismo del fútbol mundial en el 2004.

"Me retiré del fútbol en 1996 en América, saqué el título de entrenador de fútbol enseguida, ejercí esa labor, pero aparecieron más oportunidades como representante, por eso saqué mi carnet de agente FIFA. Entonces opté por dedicarme a esto hasta ahora y, felizmente, me va muy bien. He logrado colocar a profesionales en ligas muy importantes. Manejo a entrenadores prestigiosos (como Candinho y Hélio dos Anjos --seleccionador de Arabia Saudí--) y futbolistas reconocidos (como Giovanni, ex Barcelona de España). Suelo llevarlos a Francia, Grecia, a algunos países asiáticos y posiblemente resulte algo en el Perú en el futuro", agrega el ex atacante, nacido en la ciudad de Port Harcourt en 1964, y que ha jugado, además, en Sharks FC, Stores FC y National, todos de la liga profesional de Nigeria.

Un 'Águila Verde'
Benjy llegó al Perú como futbolista brasileño, pero antes de hacerse ciudadano de ese país fue internacional por la selección de Nigeria en varias ocasiones, y llegó a disputar dos eliminatorias mundialistas, la de México 1986 y la de Italia 1990. No era aún el momento de Nigeria, que años después se volvería animador de varias copas del mundo, pero puede preciarse de haber sido un 'Águila Verde'

"Tuve la fortuna de ser considerado en varias selecciones. Alterné con Michael Emenalo, Rashidi Yekini, Peter Rufai, Samson Siasia y Augustine Eguavoen, los más conocidos por haber clasificado al Mundial de Estados Unidos (el primero en la historia de Nigeria) cuando ya acababan su carrera. Eran otras épocas. Todos jugábamos en el torneo local. Hoy la mayoría se desempeña en Europa y por eso la selección alcanzó un mejor nivel y ha ido más seguido a los mundiales". Tal vez porque se adelantó un poco no pudo gozar de la fama que alcanzaron algunos de sus compañeros, pero no puede quejarse. Ni el Perú ni la vida lo trataron mal.

  • Imprimir página
  • E-mail
  • Aumentar texto
  • Disminuir texto
  • Favoritos
  • Mr. Wong
  • Delicious
  • Menéame
  • Google
  • Facebook