Edición impresa

  • Imprimir página
  • E-mail
  • Aumentar texto
  • Disminuir texto
  • Favoritos
  • Mr. Wong
  • Delicious
  • Menéame
  • Google
  • Facebook
EN CAMINO UNA DE LAS SOLUCIONES AL AGRO

En marzo empezará a aplicarse plan piloto del seguro agrario

Se espera que el riesgo generado en la producción de cultivos caiga 30%. Revelan que una reaseguradora de talla mundial está interesada

Por Marienella Ortiz Ramírez

Junto con Bolivia, el Perú es el único país de la región que no tiene un seguro para su agricultura, paso importante en la reducción de las tasas de interés financieras para el campo. Pero luego de más de un año de estudiar el tema, el seguro agrario que cubre los riesgos climáticos comienza a tomar forma de la mano del Ministerio de Agricultura. Para marzo se espera el inicio de un programa piloto que involucre en un primer tramo al algodón, maíz y alcachofas cultivados por pequeños y medianos productores.

El ministro de Agricultura, Ismael Benavides, estimó que los riesgos a la producción de los cultivos bajaría en 30% y consideró que en el mismo nivel bajarían las actuales tasas de interés del sistema financiero.

Justamente ayer, Benavides tuvo una reunión con representantes de Múnich Re, primera reaseguradora del mundo, que vino al Perú para participar en el futuro negocio del seguro agrario. Por su parte, el gerente general de la Asociación de Aseguradoras del Perú (Apeseg), Raúl de Andrea, expresó que las empresas locales están interesadas en ejecutar el producto, pero que aún están a la espera de la reglamentación que dé paso a su creación. "Las aseguradoras tienen interés en participar, y esperamos que salga un producto que camine de acuerdo con las necesidades del sector", agregó.

Mientras tanto, se conoce que el Ministerio de Agricultura viene diseñando esta póliza sobre la base del fondo de garantía agraria, ascendente a S/.40 millones, por el cual el Estado cofinanciará un porcentaje del costo del seguro.

Otro instrumento que promueve el ministerio es la bolsa de productos, porque permitirá hacer contratos a futuro y trabajar con garantías de productos. Por ello, Ismael Benavides suscribió un convenio de cooperación interinstitucional con la Bolsa de Productos del Perú (BPP) para lograr una mejor articulación de todos los sectores agropecuarios.

Muy temprano, Benavides inauguró la décima Convención Nacional del Agro Peruano-Conveagro 2008. En este encuentro, el ministro confirmó que la propuesta tributaria para formalizar al sector a través de la asociatividad de los agricultores, promovida por Conveagro, lo estaba evaluando su despacho para presentarla luego al Ministerio de Economía y Finanzas.

Benavides estimó que la propuesta ya tendría que haber sido aprobada en marzo por el Consejo de Ministro para que, así, sea parte del paquete de medidas legislativas del tratado de libre comercio (TLC) con EE.UU.

SEPA MÁS
Particularidades
El Ministerio de Agricultura reveló que desea impulsar un sistema de seguro agrario de acuerdo con las particularidades del país. Entre los temas a ser considerados --explica-- están los productos y las zonas específicas, los riesgos a asegurar (incluidas las diversas alternativas, como la cobertura tradicional sobre la base de riesgos ya establecidos) o la cobertura basada en índices.

DEL CONSULTOR
EDUARDO ZEGARRA. Economista

Será necesario el mejor modelo
El agro peruano aún no tiene un seguro agrario, algo que preocupa de cara al TLC. La agricultura es una actividad riesgosa en cualquier parte, pero en el Perú lo es por partida doble. El sector asegurador privado no ha estado interesado en la agricultura y el Estado no ha sabido (o querido) intervenir.

La iniciativa del Ministerio de Agricultura por impulsar un seguro agrario es interesante y debe estar bien diseñada. Al respecto, no es recomendable usar la técnica tradicional de aseguramiento de cosechas que se practica en los países ricos, con altísimos subsidios.

Lo recomendable en el Perú es introducir un seguro por índices (como en la India). En este tipo de seguros se compensa a los agricultores que compran las primas cuando alguna variable medible pasa de un límite (la temperatura diaria, la cantidad de agua en el mes, etc.). Este tipo de aseguramiento es mucho más barato y beneficiará a muchos más pequeños productores sin grandes subsidios.

Un diseño apropiado debe ser atractivo para los productores (que los compense cuando realmente lo necesiten) y útil para el sector financiero o de cajas, que puede usarlo para reducir el riesgo de su cartera en el agro, aumentando la oferta y la demanda.

  • Imprimir página
  • E-mail
  • Aumentar texto
  • Disminuir texto
  • Favoritos
  • Mr. Wong
  • Delicious
  • Menéame
  • Google
  • Facebook