Edición impresa

  • Imprimir página
  • E-mail
  • Aumentar texto
  • Disminuir texto
  • Favoritos
  • Mr. Wong
  • Delicious
  • Menéame
  • Google
  • Facebook
UN SECTOR QUE SE CONSOLIDA

En próximos meses se avecinan compras y ventas de azucareras

Crece expectativa en el norte por el potencial del etanol como negocio

Por Marienella Ortiz Ramírez

Desde que en el mundo no se deja de hablar del etanol, de sus ganancias y de su futuro, las empresas azucareras del norte del país se han convertido en 'niñas bonitas' ante los ojos de importantes empresas extranjeras y locales. El cortejo se ha intensificado en los últimos meses con la llegada de delegaciones de empresas colombianas, ecuatorianas, mexicanas y de otras partes del mundo. Y esto a pesar de que estas empresas no concluyen aún su etapa de consolidación sea porque tienen acreencias o porque el Estado mantiene acciones .

No obstante, en los próximos meses se avecina un acomodo de fichas en la participación accionarial de azucareras como Pomalca y Tumán, que mantienen participación estatal.

También en los casos de Pucalá y Cayaltí se proyecta una mayor participación de inversores privados. Hablamos del grupo Huancaruna, vinculado al café, y la empresa española Bioterra, respectivamente, tal como informamos en agosto y diciembre del año pasado.

El Estado será quien dé la partida en la próxima temporada de compra y venta de acciones debido a que para fines de este mes tendrá listo el estado financiero auditado y el 'due dilligence' de Pomalca, paso previo para la venta del 32% de participación que mantiene en la azucarera, según información del Ejecutivo.

Inmediatamente, Pro Inversión venderá estas acciones a través de una subasta en la Bolsa de Valores de Lima. Esto genera ansiedad entre los interesados. Lo más probable es que algunas de las empresas privadas que anhelan dichas acciones intenten adelantarse al resto y presenten una oferta pública de adquisición (OPA). Cada acción está cotizada actualmente en S/.0,70 y el Estado espera conseguir por sus 100 millones de acciones un monto que supere o iguale los S/.70 millones con el fin de amortiguar las acreencias laborales.

Este monto podría variar si, finalmente, el Ejecutivo acepta incluir al etanol en la Ley de Promoción Agraria, ya que eso significaría una mayor ventana de oportunidades para los inversionistas.

GRUPO OVIEDO
En la actualidad, Pomalca está bajo la administración del grupo Oviedo, vinculado al comercio de azúcar, con un 33% de participación. El anhelo de este grupo es poder hacerse de las acciones del Estado para tomar el control mayoritario. El empresario Edwin Oviedo, cabeza del grupo, confirmó, en una comunicación telefónica, que se encuentran en negociaciones con una empresa foránea para formar una asociación y tener mejores posibilidades de compra.

Oviedo refiere que cuando su administración ingresó a Pomalca, el 17 de mayo del 2004, los campos de caña de azúcar lucían un abandono de 15 años. Luego de casi cuatro años al mando de los ingenios, asegura que la producción creció en 150%.

De llegar a contar con el 65% del accionariado, el ejecutivo dijo que desarrollarán sus planes de inversión, que comprenden una planta de etanol y el aumento de los cultivos de agroexportación.

En el proceso de encontrar un socio estratégico, Oviedo ha recibido en Pomalca al menos a seis grupos empresariales, aunque prefirió mantener en reserva sus nombres. Sin embargo, logramos conocer que importantes azucareras colombianas como Incauca, Río Paila y Manuelita figuran en esa lista.

Además, los grupos locales Gloria, Brescia y Romero también estarían interesados en expandir sus inversiones en el rubro del azúcar y el etanol. Si no es Pomalca, también observan con atención lo que ocurre en Tumán.

En esta última empresa, el Estado mantiene 7% de participación (y llegará a 21% ya que la junta general de la empresa aceptó capitalizar las deudas tributarias con la Sunat). Luego de Pomalca, el Estado venderá sus acciones en este primer semestre del año.

¿EN VENTA?
Curiosamente, el grupo Oviedo también cuenta con una participación de 21% en Tumán. Sin embargo, en este caso puntual, Oviedo reconoció que evalúa seriamente poner a la venta esas acciones para contar con un mayor capital y así concentrarse en las inversiones de Pomalca. Aunque también indica que eso dependerá de lo que proponga su futuro socio. Si el Estado y el grupo Oviedo ponen a la venta sus acciones, estas sumarán 42%.

Pro Inversión venderá cada una de esas acciones en S/.7 debido a que Tumán cuenta con una productividad impresionante. Si en Brasil el promedio de caña de azúcar es de 90 toneladas por hectárea, en la azucarera peruana llega a 170 toneladas.

Para Freddy Flores, gerente general de la Asociación Peruana de Productores de Azúcar y Biocombustibles (APPAB), la venta de las últimas acciones del Estado en las azucareras marcará un quiebre en el curso del sector.

"El proceso de promoción de la inversión privada en las azucareras de la mano del Estado comenzó hace más de una década y ahora llega a su fin", comentó. "Lo que viene es una consolidación de las azucareras, enfocadas en otros negocios actualmente muy rentables como son el etanol y otro tipo de energía térmica y eléctrica", puntualizó Flores.

Avanzan los procesos en Pucalá y Cayaltí
El Consorcio Líder Azucarero del Norte (CLAN), encabezado por el grupo Huancaruna, habría cerrado la operación de compra de las acreencias de la azucarera Pucalá a la entidad financiera Scotiabank, la misma que asciende a US$20 millones. En aproximadamente quince días la operación será registrada en la Comisión Nacional Supervisora de Empresas y Valores (Conasev).

Según trascendió, con las acreencias, CLAN tendrá el control de la empresa --actualmente tiene la administración legal-- y el siguiente paso será adquirir las acciones que mantienen Scotiabank y los trabajadores.

Una vez que CLAN tenga el control oficial, pondrá en marcha un conjunto de inversiones en los próximos tres años que fluctúan entre los US$85 y US$115 millones. En la actualidad, ha comenzado con la primeras inversiones en la construcción de una planta de etanol.

En tanto, en el caso de Cayaltí, que está bajo la administración de Cofide, se decidirá en las próximas semanas si acepta a la empresa española Bioterra como socio estratégico para un ambicioso proyecto de etanol.

De esta forma, se garantizará una inversión cercana a los US$120 millones en la producción de 60 millones de litros de etanol al año.

Solo este año el Ministerio de Energía y Minas contabilizó un monto de US$100 millones en inversiones destinado a la producción de biocombustibles.

  • Imprimir página
  • E-mail
  • Aumentar texto
  • Disminuir texto
  • Favoritos
  • Mr. Wong
  • Delicious
  • Menéame
  • Google
  • Facebook