Edición impresa

  • Imprimir página
  • E-mail
  • Aumentar texto
  • Disminuir texto
  • Favoritos
  • Mr. Wong
  • Delicious
  • Menéame
  • Google
  • Facebook
MÁS QUE UN MAL RECUERDO

Rehenes peruanos liberados participaron en la movilización

Caminaban con dificultad y la emoción en sus rostros era evidente. Para ellos el grito de libertad era mucho más que un cliché, ya que ellos experimentaron qué se siente ser tratado como mercancía por un grupo terrorista en Colombia.

NUNCA ME QUEBRÉ
Jorge Santa María Díaz es un sobreviviente. Este ex dirigente sindical casi muere en 1988 luego de un atentado terrorista en Iquitos que le dejó 20 heridas de bala y la metralla de una granada le arrancó el glúteo derecho. En 1999, escapando de la violencia, viajó a Colombia. Saltó de la sartén al fuego.

Cuando salía del aeropuerto de Bogotá fue interceptado por una camioneta 4x4 a la que tres sujetos armados lo forzaron a subir. ¿De dónde es usted? Soy peruano. Ese fue todo el diálogo. Lo llevaron al sur, a una casa en la selva, sin ventanas, no sabe dónde. Allí lo tuvieron 8 meses sin ver la luz del sol. "No le temo a la muerte porque yo ya he muerto", les dijo. Cuenta que no lo golpeaban, quizás porque veían todas las cicatrices que tenía en su cuerpo. "No podía escuchar ni ver la cara de nadie. Entraban en la mañana, a mediodía, a darme unas cosas para comer". Un día, sin darle explicación, lo liberaron botándolo en un parque. Luego de 15 días, su familia encontró la forma de enviarle un pasaje de regreso y poner fin al macabro periplo.

PESOS NO, DÓLARES
Martín Lázaro Parco viajó a Colombia como turista. Cuando iba en un bus de Bogotá a Pereira fue interceptado por un grupo de lo que parecían ser soldados del ejército colombiano. Se trataba de terroristas. Separaron a los extranjeros del grupo. A él lo llevaron encapuchado a una casa en Santa Cecilia, en la provincia de Chocó, donde lo retuvieron por 20 días.

Cuenta que sufrió constante maltrato psicológico, cuyas secuelas lo han obligado a buscar ayuda psiquiátrica. "Para mi liberación, le pidieron 400 mil a mi familia. Mi cuñado dijo: serán 400 mil pesos; pero no, querían dólares. Al final negociaron en US$50 mil". "Cuando me soltaron me pidieron que llevara el mensaje 'Nosotros no maltratamos a la gente'. Qué irónico, ¿no?", dice mientras ríe.

EN PUNTOS
4 Desde 1999, ocho peruanos han sufrido en carne propia la experiencia de ser un rehén de la guerrilla colombiana.
4 De estos ocho, uno murió luego de pasar un año en cautiverio, uno fue rescatado y los otros seis fueron liberados.
4 Las FARC y el ELN secuestraron a más de 20 mil personas desde 1997, según "País Libre".
4 Según la cadena Deutsche Welle, las FARC recaudan entre US$300 millones y US$800 millones mediante secuestro, narcotráfico y otras actividades.

  • Imprimir página
  • E-mail
  • Aumentar texto
  • Disminuir texto
  • Favoritos
  • Mr. Wong
  • Delicious
  • Menéame
  • Google
  • Facebook