Edición impresa

  • Imprimir página
  • E-mail
  • Aumentar texto
  • Disminuir texto
  • Favoritos
  • Mr. Wong
  • Delicious
  • Menéame
  • Google
  • Facebook

El sabor de la papaya

Punto de vista

Por Carmen Vildoso Chirinos. Secretaria técnica delAcuerdo Nacional

Hace una semana leíamos en esta página la experiencia de una joven ejecutiva, propietaria de dos juguerías que facturaron US$100.000 el año pasado. Un caso exitoso que nos muestra un extremo de una cadena productiva. En la misma semana hemos tenido noticias de la Asociación de Papayeros de Ucayali. Su presidenta, Dolores Noriega, informó que el bloqueo de las carreteras, a raíz de las inundaciones ocasionadas por el desborde de los ríos Aguaytía y Yurac, los ha obligado a rematar cada caja de fruta en dos soles, de modo que estarían perdiendo hasta un millón de soles por día.

El Gobierno ha anunciado que va a destinar una suma importante, aún por determinar, para reparar la carretera Federico Basadre. Y ha establecido un puente aéreo que permitirá la salida de la producción de papaya, ojalá en una proporción significativa. Una vez más se pone en evidencia el alto nivel de vulnerabilidad que existe en determinadas zonas y de qué manera las probabilidades de tener éxito sostenido están fuertemente condicionadas por el lugar del territorio en el que se desenvuelven los emprendedores, sobre todo en ausencia de una efectiva política de prevención de desastres.

En Ucayali, según un informe producido por convenio entre el Ministerio de Energía y Minas y el Gobierno Regional de Ucayali, aproximadamente mil familias de productores cultivan más de cinco mil hectáreas de papaya. Usan semillas mejoradas con certificación procedente de bancos de germoplasma, lo que les ha permitido mejorar su rendimiento. El 100% de la producción regional tiene destino comercial, especialmente Lima. Tienen una ubicación estratégica, por la accesibilidad al mercado y a los servicios productivos. Están agrupados en cuatro organizaciones, medianamente fortalecidas, y actúan en consorcio para la venta de mayores volúmenes, acceso a información de precios y mercados.

Esta explotación extensiva tradicional con fines comerciales se genera por el desplazamiento masivo de productores provenientes de Tingo María, Tocache, Satipo y Chanchamayo que perdieron sus plantaciones debido al ataque de la virosis o enfermedad de la mancha anillada. Se trasladaron a Ucayali, asentándose en áreas próximas a la carretera Federico Basadre y accesos hacia los distritos de Curimaná y Nueva Requena, en Callería y Masisea desde el 2003.

El tema también deja espacio para la crónica roja. El 25 de enero un joven comerciante dedicado a la compra y venta de papayas al por mayor, Roger León Valdez, fue asesinado en Masisea. Le robaron S/.15.000 con los que iba a comprar papayas que, como de costumbre, comercializaría en el mercado de Lima. Según la prensa local, la policía maneja como hipótesis que una de las causas del crimen podría ser que el buen trato y la confianza que la víctima imprimía a sus negocios con los campesinos productores de papayas, a quienes les pagaba en efectivo y sin regateos, habrían originado que sus competidores le empezaran a tener envidia.

¡Y pensar que resulta tan refrescante tomar un jugo de papaya!

  • Imprimir página
  • E-mail
  • Aumentar texto
  • Disminuir texto
  • Favoritos
  • Mr. Wong
  • Delicious
  • Menéame
  • Google
  • Facebook