Edición impresa

  • Imprimir página
  • E-mail
  • Aumentar texto
  • Disminuir texto
  • Favoritos
  • Mr. Wong
  • Delicious
  • Menéame
  • Google
  • Facebook
LORETO. OTRA TRAGEDIA CONMUEVE AL PAÍS

Naufragio se habría producido por exceso de carga y temporal

Una mujer y tres niños fueron rescatados del casco hundido de la nave. Especialistas en rescate de la Marina llegaron a bordo de un helicóptero

Por Martín Huancas Chinga. Editor

Una nueva tragedia enluta al país. La embarcación Santa Elena, de la Municipalidad Distrital de Alto Tapiche, naufragó a las 11:30 p.m. del jueves, en un sector del río Tapiche donde constantemente se producen remolinos.

Según se conoció ayer, además de la fuerte tempestad que caía en la zona al momento del accidente, la nave llevaba sobrecarga. Por eso se especula que ambos factores habrían influido para que la nave naufragara y quedara con su base hacia la superficie.

Tal es el desorden en el transporte fluvial que no se sabe con exactitud cuántos pasajeros iban en la embarcación, pero se calcula que eran entre 60 y 70 personas. La motonave, además, transportaba materiales de construcción, fierros y otros enseres.

Hasta el cierre de esta edición habían sido identificados los cadáveres de Tula López García (37), Nicolás Polo (50) y Liz Ercila Pacaya López. Esta última estaba embarazada y viajaba con sus tres menores hijos, quienes figuran entre los desaparecidos. Otros 12 cuerpos no habían sido reconocidos.

Se calcula que habría al menos 30 personas desaparecidas.

El jefe médico del centro de salud de Requena declaró a RPP que tres sobrevivientes son atendidos en ese lugar, entre ellos un niño de 11 años, con diagnóstico de shock postraumático, y cuya familia se encuentra desaparecida. Otros tres sobrevivientes fueron llevados a Iquitos.

Extraoficialmente se supo que entre los desaparecidos estarían el teniente alcalde de Alto Tapiche, Artemio Gordon Chumbe, la regidora Rocío del Pilar Jiménez Saravia, el secretario general de la misma comuna, Marlon Tello, el suboficial PNP Segundo Yumbato García y el ingeniero Jorge Arteaga Cáceres.

Un helicóptero de la Marina de Guerra partió ayer de Iquitos hasta el punto del siniestro llevando equipos de soldadura, pero estos no fueron suficientes, por lo que se vieron obligados a retornar a la capital loretana para recoger más instrumental y buzos.

Según nuestra página web, Manuel Luna, jefe de la Oficina de Defensa Nacional del Gobierno Regional de Loreto, su oficina coordinó con la Marina de Guerra, la Capitanía de Puertos y la Policía Nacional para trasladar, por vía aérea o fluvial, a especialistas en rescate.

MILAGROSO RESCATE
El dramatismo creció porque durante las labores de rescate se oyeron sonidos bajo la estructura metálica que estaba bajo el agua.

Al promediar las 7:55 de la noche, un equipo de buzos de la Marina, utilizando equipos especiales denominado Oxicorte, con apoyo de técnicos de la empresa Sermau, bucearon hasta una bodega de la nave hundida, donde hallaron a cuatro sobrevivientes que respiraban gracias a una burbuja de aire que se había formado. Con ayuda de tanques de oxígeno los pudieron sacar.

Los rescatados fueron Feliza Pacalla (28) y los menores de edad Karina Vargas Pacalla (4), Dorita Rojas Pacalla (10) y Jordy Gonzales Pacalla (12). Fueron trasladados al centro de salud de Galicia.

Al cierre de esta edición los buzos continuaban buscando a más sobrevivientes.

COMENTARIO DEL EDITOR
MARTÍN HUANCAS. Editor

No hay control en ríos de la selva
La historia ya es conocida. Cuando los ríos crecen en la selva, siempre se producen naufragios en los que decenas de personas mueren ahogadas en las turbulentas aguas.

Hace un tiempo, este Diario realizó un informe periodístico en el que se mostraba la informalidad que impera en el transporte fluvial, principal medio de comunicación entre nuestros poblados de la selva. En aquella ocasión, las autoridades se comprometieron a poner orden, pero eso quedó, como siempre, en buenas intenciones.

Según el ex subprefecto de la provincia de Requena Galeno Pizarro, en varias oportunidades intervinieron a la motonave Santa Elena por navegar en condiciones precarias arriesgando la vida de sus pasajeros.

Esta vez, la informalidad, presumiblemente unida al mal tiempo en la zona, se juntaron y nuevamente han enlutado a decenas de familias que ahora lloran a sus muertos.

La necesidad de un estricto control en la navegación fluvial hace imperioso reforzar a las capitanías de puerto que tienen esa labor. Además de evitarse este tipo de accidentes, se puede controlar delitos como el tráfico ilegal de madera, el narcotráfico y la caza indiscriminada de especies en peligro. De las actuales autoridades depende acabar de unas vez por todas con este importante problema.´

MÁS DATOS
4Entre los sobrevivientes identificados hasta el cierre de esta edición figuraban: Javier Villacorta Nascimento (alcalde de Alto Tapiche), Óscar Cárdenas, Anida Flores, Amador Flores, Nickson Padilla, Julia Gómez, Luis Gordon, Omar Layche Arévalo, Julia Tuesta, Tania Inuma, Elvis Peña, Luis Yumbato, Moisés Pizango, Marcos Vásquez, Isabel López, Ever Amasifuén, Nelson Tuanama y un hombre de nombre Jonathan.
4Los primeros en llegar al lugar del naufragio fueron dos médicos y tres enfermeras del centro de salud de Requena. Ellos trasladaron a algunos heridos hasta Galicia y luego regresaron a la zona del siniestro.

  • Imprimir página
  • E-mail
  • Aumentar texto
  • Disminuir texto
  • Favoritos
  • Mr. Wong
  • Delicious
  • Menéame
  • Google
  • Facebook