Edición impresa

  • Imprimir página
  • E-mail
  • Aumentar texto
  • Disminuir texto
  • Favoritos
  • Mr. Wong
  • Delicious
  • Menéame
  • Google
  • Facebook
EDITORIAL

Laptops, buen paso por complementar

Es loable que el Ministerio de Educación haya hecho suyo, empezando por las zonas más deprimidas, el proyecto Una Laptop por Niño, que busca dotar a los escolares de una herramienta moderna que les sirva para mejorar su nivel educativo.

Sin embargo, superar la enorme brecha de la calidad educativa e incrementar los niveles de conocimiento, aprendizaje, y razonamiento demanda algo más. Junto con las computadoras portátiles, especialmente diseñadas por una organización internacional, debe ponerse más énfasis en promover la calidad y la infraestructura educativa y comprometer más a los padres de familia.

Efectivamente, las laptops brindan a los escolares la oportunidad de acceder a los adelantos científicos y tecnológicos del mundo de hoy, que evolucionan a gran velocidad. Pero, su buen uso implica preparar mejor a los maestros para transmitir, asimilar y explicar a los alumnos los nuevos contenidos que se irán produciendo, los que deben integrarse a un nuevo currículo bajo la supervisión de la autoridad educativa.

Se ha dado, pues, un buen paso. Pero, no se puede esperar que el Estado haga todo. Los padres de familia y los colegios privados, que ya tienen experiencia con programas computarizados, deben compartir sus avances con la escuela pública. Igualmente, es destacable la participación masiva de voluntarios con similares destrezas para trabajar junto con los maestros.

Finalmente, los niños con laptops deben entender que esta es una herramienta, pero que lo importante es saber usarla para mejorar sustantivamente la calidad de su educación.

  • Imprimir página
  • E-mail
  • Aumentar texto
  • Disminuir texto
  • Favoritos
  • Mr. Wong
  • Delicious
  • Menéame
  • Google
  • Facebook