Edición impresa

  • Imprimir página
  • E-mail
  • Aumentar texto
  • Disminuir texto
  • Favoritos
  • Mr. Wong
  • Delicious
  • Menéame
  • Google
  • Facebook
EDITORIAL

Tajante acuerdo de la OEA contra el narcoterrorismo

En un esfuerzo político y diplomático para zanjar la crisis colombo-ecuatoriana, la Organización de Estados Americanos (OEA) suscribió un significativo acuerdo que reitera un compromiso largamente esperado en la región: que todos los países, ética y jurídicamente, persigan --y de ningún modo cobijen y menos financien-- a organizaciones narcoterroristas como las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

Ello se desprende de uno de los acuerdos de la resolución aprobada esta semana, que reitera "el firme compromiso de todos los estados miembros de combatir las amenazas de seguridad provenientes de la acción de grupos irregulares o de organizaciones criminales, en particular aquellas vinculadas a actividades del narcotráfico".

La resolución también reafirma el respeto a la soberanía territorial y expresa un tercer pedido de disculpas del gobierno de Álvaro Uribe, por haber incursionado en territorio ecuatoriano el pasado 1 de marzo, quien se ha comprometido a no incurrir más en esas prácticas vetadas en el derecho internacional.

De este modo la OEA ha dado un paso adelante para garantizar la institucionalidad regional y, sobre todo, para que todos los países de la región reconozcan en el narcotráfico a un enemigo común, al que deben combatir.

  • Imprimir página
  • E-mail
  • Aumentar texto
  • Disminuir texto
  • Favoritos
  • Mr. Wong
  • Delicious
  • Menéame
  • Google
  • Facebook