Edición impresa

  • Imprimir página
  • E-mail
  • Aumentar texto
  • Disminuir texto
  • Favoritos
  • Mr. Wong
  • Delicious
  • Menéame
  • Google
  • Facebook

VIDEOARTE. Diego Lama en el Icpna

Despedida del cine

"GOODBYE, CINEMA" ES UNA SERIE DE VIDEOS CARGADOS DE IRONÍA Y UN TOQUE DE NOSTALGIA QUE DIEGO LAMA REALIZÓ PARA MARCAR EL PUNTO FINAL DE LA INFLUENCIA QUE LOS ELEMENTOS DE LA NARRATIVA CINEMATOGRÁFICA Y LAS PULSIONES DE EROS Y TÁNATOS HAN TENIDO EN SUS OBRAS

Por Marianne Blanco Dejardin

Diego Lama viene trabajando el videoarte y la influencia del cine en el arte contemporáneo desde que hizo "Painting", su primera muestra de videoarte en Lucía de la Puente en el 2005. "Esta muestra es el punto final de esta influencia del cine en mi trabajo y por eso tiene un poco de todos mis videos anteriores", nos explica Lama.

La muestra consta de tres partes. En el más pequeño de los ecrans presenta un video asociado a su primera etapa, en la que realizaba montajes de películas antiguas. Al lado izquierdo de la pantalla vemos la imagen de Jack Nicholson que rompe una pared con un hacha una y otra vez ("El resplandor") y a la derecha una escena que se repite de Sue Lyon (Lolita) bailando el ula ula. "Los dos hacen movimientos infinitos que se vuelven casi una sincronía sexual. El hilo conductor de mis videos ha sido la relación de Eros y Tánatos y quería dar el último respiro a estos trabajos. Me interesaba la imagen de Nicholson como la representación de la violencia en el cine que al estar al lado de Lolita genera una fuerte tensión sexual", comenta el artista.

La segunda parte consta de cinco videos que se proyectan en un ecran más grande que el anterior. Como antesala, Lama ha colocado cinco paneles con fotografías de cada uno de los videos que fueron pensados como su complemento. Los cinco videos corresponden a cinco elementos de la narrativa del cine y cada uno se ubica en un lugar que parece detenido en el tiempo. "En el primer caso un tipo está sentado en una de las ventanas de Palacio de Gobierno silbando una canción de una película muy antigua ('Lo que será, será'), lo que le da un sentido irónico local. En la segunda una chica baila 'tap' en la Catedral de Lima. Acá hay un sentido transgresor acerca de la celebración y contra la represión que puede representar una religión. El tercer elemento es una bolsa movida por el aire dentro de la casa Wiese que representa la fantasía. El cuarto caso simboliza la violencia: en la puerta de Palacio de Justicia dos personas se disparan sin pistolas. La serie nació de una frase de Jean Luc Godard que decía que para hacer una película lo único que se necesitaba era una pistola y una mujer, y me pregunté qué pasaría si quitaba la pistola. Me interesaba esta representación de la violencia sin sangre, sin muertos. En último lugar está la representación de la pulsión sexual. Una chica camina desnuda sobre una baranda repetidas veces hasta que cae el día. La tensión de pensar que se va a caer es la misma que la que existiría si un hombre la estuviera mirando", añade.

En la última y más grande pantalla vemos una imagen del cine Metro (que ahora funciona como un templo), en cuyo ecran Lama ha montado una película antigua cuyo tema es la creencia en Dios. "Quería expresar esta imagen nostálgica del cine dándole su uso original. El hecho de proyectar una película tan profunda que habla sobre el uso del lugar genera una visión irónica y nostálgica", apunta Lama.

  • Imprimir página
  • E-mail
  • Aumentar texto
  • Disminuir texto
  • Favoritos
  • Mr. Wong
  • Delicious
  • Menéame
  • Google
  • Facebook