Edición impresa

  • Imprimir página
  • E-mail
  • Aumentar texto
  • Disminuir texto
  • Favoritos
  • Mr. Wong
  • Delicious
  • Menéame
  • Google
  • Facebook

CUSCO. POR LOS NIÑOS DEL MUNDO

Reconocen a peruana por su lucha en defensa de los más pequeños

Josefina Condori quedó finalista en premio internacional otorgado en Estocolmo

En los rostros de las pequeñas Sonia, Viviana, Anita y Elisa no había ayer más que felicidad. No era para menos. Las niñas celebraban el galardón honorífico otorgado a Josefina Condori, una de las tutoras y fundadoras de Yanapanakusun, la casa del Cusco donde ellas y otras niñas trabajadoras del hogar viven y reciben ayuda humanitaria.

Condori, quien quedó finalista para el Premio de los Niños del Mundo por los Derechos Humanos, recibió en Estocolmo, Suecia, el reconocimiento por la labor realizada hasta el momento, en la que destaca la ayuda desinteresada a más de 500 niñas desde su fundación en 1994.

Yanapanakusun, según comenta Angélica Álvarez, responsable del hogar, resalta por los talleres que realiza a favor de las menores, entre los que destacan cinco programas de radio, un hotel, una granja y una escuela para menores de edad trabajadores. "Quienes han ganado son los niños del mundo. Para nosotras es un placer trabajar con seres humanos, eso es más gratificante que cualquier premio", dijo emocionada y agradeció a la creadora de la organización, la italiana Victoria Savio.

Los dos principales galardones, el premio Amigos del Mundo y Niños del Mundo recayeron en la camboyana Somaly Mam, a quien se le reconoce así su lucha por los derechos de las menores de edad que son utilizadas como esclavas sexuales en Camboya. Este reconocimiento está dotado con un premio de US$150 mil.

  • Imprimir página
  • E-mail
  • Aumentar texto
  • Disminuir texto
  • Favoritos
  • Mr. Wong
  • Delicious
  • Menéame
  • Google
  • Facebook