Edición impresa

  • Imprimir página
  • E-mail
  • Aumentar texto
  • Disminuir texto
  • Favoritos
  • Mr. Wong
  • Delicious
  • Menéame
  • Google
  • Facebook
MUNDO

Jóvenes ovacionan al Papa

Visita a Nueva York

NUEVA YORK [EL COMERCIO/AGENCIAS]. El entusiasmo de más de 20.000 jóvenes durante el encuentro en el seminario de San José y el llamamiento a la "purificación" de la Iglesia estadounidense tras el escándalo de la pederastia marcaron la quinta jornada de la visita a Estados Unidos de Benedicto XVI, quien ayer cumplió el tercer año de su pontificado oficiando la primera misa celebrada por un Papa en la catedral de San Patricio de Nueva York.

"Querría decir unas palabras sobre los abusos sexuales que han causado tantos sufrimientos", dijo el Papa en la homilía de la misa celebrada en la catedral gótica, rodeada por rascacielos de la Quinta Avenida. "Ya he tenido ocasión de hablar de esto y del consiguiente daño para la comunidad de los fieles. Ahora deseo expresarles sencillamente, queridos sacerdotes y religiosos, mi cercanía espiritual, al mismo tiempo que tratáis de responder con esperanza cristiana a los continuos desafíos surgidos por esta situación", agregó.

En la catedral construida hace un siglo y medio por inmigrantes, el Sumo Pontífice fue recibido por el alcalde de Nueva York, Michael Bloomberg, quien es de confesión judía. Tras la misa, fue aclamado por miles de feligreses al recorrer la Quinta Avenida en papamóvil.

Se trata de la quinta vez que Benedicto XVI aborda ese delicado tema desde su llegada a Estados Unidos. Al respecto instó a la Iglesia Católica estadounidense a comenzar un "tiempo de purificación" y "sanación" de las heridas causadas por los abusos cometidos por miembros del clero. El escándalo de los sacerdotes pedófilos estalló en el 2002 y puso al descubierto que entre 4.000 y 5.000 sacerdotes abusaron sexualmente de unos 14.000 niños y adolescentes durante cuatro décadas.

El jueves en Washington, el Papa se había reunido con un grupo reducido de víctimas de los sacerdotes pedófilos, un gesto valiente y de entereza que ha sido bien valorado entre los fieles y los críticos de la actuación de la Iglesia en el escándalo. Ya el martes, a bordo del avión que lo condujo a Estados Unidos, el obispo de Roma había manifestado su "vergüenza" por el escándalo, asegurando que la Iglesia haría "todo lo posible" para intentar sanar el daño causado.

En San Patricio, ante 3.000 fieles, la mayoría miembros del clero, el Papa dedicó el resto de la homilía, construida como una alegoría en torno a la arquitectura gótica de la catedral neoyorquina, a hacer un llamado de unidad a la Iglesia. "Estoy particularmente feliz de que nos hayamos reunido en la catedral de San Patricio. Este lugar, quizá más que cualquier otro templo de Estados Unidos, es conocido y amado como una casa de oración para todos los pueblos", dijo.

Benedicto XVI se destaca por poseer un profundo conocimiento intelectual de la teología católica, de la cual ya era guardián como cardenal en la curia de Juan Pablo II, antes de sucederlo en el sillón de San Pedro. "La unidad de una catedral gótica --dijo-- no es la unidad estática de un templo clásico, sino una unidad nacida de la tensión dinámica de diferentes fuerzas que empujan la arquitectura hacia arriba, orientándola hacia el cielo. Aquí podemos ver también un símbolo de la unidad de la Iglesia", dijo el Santo Padre.

RECUERDOS DE JUVENTUD
El Papa se reunió por la tarde con minusválidos y jóvenes religiosos en el seminario de San José, en Yonkers, al norte de la ciudad, donde llegó en una limusina negra blindada. En su reunión con la juventud católica, el Sumo Pontífice comentó sus propios años de adolescencia, durante la cual fue miembro de las Juventudes Hitlerianas, lo que le "arruinó" su juventud. "Mi propia adolescencia estuvo marcada por un siniestro régimen que creía tener todas las respuestas", comentó.

Benedicto XVI, que para el estado civil se llama Joseph Ratzinger, nació el 16 de abril de 1927 en Baviera y fue llamado a las armas en el ejército alemán durante los últimos meses de la Segunda Guerra Mundial.

La ceremonia en Yonkers estuvo caracterizada por la espontaneidad y el entusiasmo de los jóvenes, que no dejaron de cantar y de gritar vivas al Papa durante todo el acto. El entusiasmo contagió a Benedicto XVI, quien asistió divertido a los cánticos y coros, e incluso rompió el férreo protocolo de este tipo de ceremonias para levantarse a besar a cada uno de los chicos que intervinieron.

Por otra parte, en la homilía de la misa en San Patricio, destacó los desafíos que la Iglesia, y en particular la estadounidense, tiene que afrontar. Entre ellos, llevar y anunciar la esperanza ante el "egocentrismo, avidez, violencia y cinismo que parecen sofocar muy a menudo el crecimiento frágil de la gracia en el corazón de la gente". Además hizo hincapié en la necesidad de que la Iglesia estadounidense "proteja la vida y promueva una cultura de la vida". Durante este viaje, el Papa también ha afrontado en sus discursos ese tema e incluso reprobó la actitud de algunos católicos estadounidenses que "promueven un presunto derecho al aborto".

Fallece en Roma el cardenal López Trujillo
CIUDAD DEL VATICANO [EFE]. El cardenal colombiano Alfonso López Trujillo, de 72 años, presidente del Consejo Pontificio para la Familia, falleció ayer en Roma debido a una insuficiencia respiratoria.

De momento se desconoce cuándo será sepultado, debido a que el Papa se encuentra en EE.UU. Visto que el Sumo Pontífice regresa mañana, las fuentes no descartan que el funeral se celebre el martes o miércoles en la basílica de San Pedro.

López Trujillo fue ordenado sacerdote en 1960 y en 1979, arzobispo de Medellín. El 2 de febrero de 1983 fue creado cardenal por Juan Pablo II, y así se convirtió en aquellos momentos en el purpurado más joven de la Iglesia.

Más información:
Huellas de un histórico viaje pastoral

  • Imprimir página
  • E-mail
  • Aumentar texto
  • Disminuir texto
  • Favoritos
  • Mr. Wong
  • Delicious
  • Menéame
  • Google
  • Facebook