Edición impresa

  • Imprimir página
  • E-mail
  • Aumentar texto
  • Disminuir texto
  • Favoritos
  • Mr. Wong
  • Delicious
  • Menéame
  • Google
  • Facebook
CUSCO. TRES LUGARES SE DISPUTAN HONOR

Evalúan ubicación de museo que albergará piezas de Yale

Picolpampa sería la mejor alternativa porque es parte de un circuito turístico

Por Renzo Guerrero de Luna

Pese a que aún nadie sabe cuándo serán repatriadas las más de 40 mil piezas que Hiram Bingham se llevó, en 1911, de la ciudadela de Machu Picchu a la Universidad de Yale, la expectativa por verlas es tal en Cusco que un comité evaluador estudia cuáles podrían ser los locales que las albergarían en un futuro museo.

Hasta el momento, tres son los lugares que por amplitud y ubicación tienen la aceptación del comité que integran representantes del gobierno regional, el plan Copesco y el propio Instituto Nacional de Cultura del Cusco. Obviamente, aún se requiere de una respuesta positiva de la universidad estadounidense para decidir, finalmente, cuál sería el idóneo.

TRES CANDIDATOS
Germán Dávalos, director ejecutivo del plan Copesco, destacó que entre los planes para albergar las anheladas piezas incas está la construcción de un museo, de por lo menos dos hectáreas de extensión, que llegue a ser considerado una obra de arte de la arquitectura moderna.

La idea es que todo el conjunto sea recordado por la belleza que representará y no solo por el patrimonio que llevaría dentro. En ese sentido, precisó que se convocaría a un concurso internacional para ver el diseño que se levantaría en cualquiera de los locales que se vienen evaluando.

Según Dávalos, dentro de los tres locales candidatos para ser un museo el que más destaca es el terreno ubicado en la zona conocida como Picolpampa, en el distrito de San Sebastián, a solo 30 minutos de la Ciudad Imperial, debido a que dicho lugar forma parte de un circuito turístico que viene fortaleciendo el concejo local. Los otros dos también cuentan con la aceptación del comité: el estadio de la Universidad San Antonio Abad del Cusco y un terreno de 1,8 hectáreas de propiedad de la empresa Backus, ubicado en los límites del Centro Histórico de la ciudad, entre las calles Arcopunco y Colla. Estos dos últimos podrían tener cierta desventaja frente a Picolpampa debido a que la institución educativa, tras varios debates y reclamos, habría decidido utilizar el lugar con otros fines, mientras que el de la cervecería no tiene el tamaño adecuado.

Cuando el alcalde de San Sebastián, Jorge Acurio Tito, se enteró de la posibilidad de repatriar las piezas de Yale, no dudó en acercarse a la gente de plan Copesco para ofrecer la donación de tres hectáreas dentro del gran proyecto que venía ejecutando su comuna en la zona conocida como Picolpampa: El eje turístico cultural del Cusco. La oferta fue bien recibida, por eso es que dicho terreno es hoy por hoy la mejor opción para el recinto que se denominará "Museo de la Cultura Inca".

UN PUNTO OBLIGADO
Según explicó Acurio, la instalación del museo en Picolpampa sería ideal, debido a que dicha zona está destinada a convertirse en un punto obligado para el turismo, pues será un circuito turístico que estará integrado por doce restos arquitectónicos, algunas casonas coloniales y, lo más importante, un centro cultural que permitirá incentivar toda clase de turismo: místico, vivencial, ecológico, e incluso deportes de aventura como el ciclismo de alta montaña. Además tendrá miradores con telescopios y binoculares, búngalos y zona de camping para los turistas.

Este circuito, además, tendrá una salida directa a Sacsahuamán y, posteriormente, hacia el Valle Sagrado. La gente podrá recorrer parte del Qhapac Ñan (Camino Inca) visitando ruinas importantes como Sucsumarka, Kusi Kallanca, Quencha, Rumiwasi, Marca Wasi, Wakapumku, Salineras y, principalmente, el Palacio de Pumamarka, un impresionante vestigio inca que actualmente viene siendo recuperado por el INC del Cusco con un presupuesto de dos millones de soles.

El ambicioso proyecto de la Municipalidad de San Sebastián demandará un presupuesto de S/.50 millones, el que se estima podría recuperarse en cuatro años de actividad, sostuvo el burgomaestre Acurio.

"Este sería el lugar ideal debido a que estamos en una zona espectacular, desde la cual se ve todo el Cusco, desde Tica Tica hasta Oropesa. Además, tendrá la carretera Enaco-Corao, que permitirá que los visitantes lleguen desde el centro de la ciudad en 20 minutos. Además tendremos un teleférico que le dará un valor agregado a la vista panorámica", refiere Tito. Tal parece que solo es cuestión de meses conocer cuál será el paradero final de las valiosas piezas incas.

EN PUNTOS
Patrimonio volvería en seis meses
4
El Gobierno Peruano ha pedido a la Universidad de Yale que devuelva el total de las piezas en un plazo de seis meses, informó Germán Dávalos.
4Las autoridades peruanas a cargo del tema esperan que Yale no exija como un requisito para enviar las piezas la construcción de un museo, ya que ello podría dilatar aun más la entrega. Por ello, se ha previsto que las piezas sean llevadas temporalmente al Convento de los Betlemitas o al Museo Inca.
4Según Jorge Zegarra, director del INC-Cusco, el Convento de los Betlemitas cuenta con las instalaciones adecuadas para recibir los restos en primera instancia.

  • Imprimir página
  • E-mail
  • Aumentar texto
  • Disminuir texto
  • Favoritos
  • Mr. Wong
  • Delicious
  • Menéame
  • Google
  • Facebook