Edición impresa

  • Imprimir página
  • E-mail
  • Aumentar texto
  • Disminuir texto
  • Favoritos
  • Mr. Wong
  • Delicious
  • Menéame
  • Google
  • Facebook

Entrevista. JOHN ASHTON

Cambio climático nos dejará sin agua

En una entrevista con El Comercio, el enviado especial para cambio climático del Reino Unido nos alertó sobre las consecuencias de este innegable problema

Por Débora Dongo- Soria S.

El Perú es uno de los países más vulnerables al calentamiento global por el trato irresponsable que el hombre le ha dado al medio ambiente. Si seguimos ignorando el problema, enfrentaremos pérdida de la productividad agrícola, agravación del estrés hídrico, pérdida de biodiversidad, amenazas en la salud de los más pobres e incluso la desaparición de ciudades costeras como Lima. Durante una corta visita a nuestro país, el enviado especial para cambio climático del Reino Unido, John Ashton, nos recalcó la importancia de estimular la adopción de medidas conjuntas para enfrentar las consecuencias adversas del calentamiento global. La Quinta Cumbre de Jefes de Estado y Gobierno de América Latina, el Caribe y la Unión Europea, será la ocasión ideal para eso. Ya estamos avisados.

¿Qué es lo que está causando el calentamiento global?
Hemos creado una economía global que depende del proceso que emite gases de efecto invernadero hacia la atmósfera, sobre todo dióxido de carbono. Por eso, la solución es avanzar tan rápido como podamos hacia una economía mundial de energía con una muy baja emisión de carbono. Para mediados de siglo necesitamos construir una economía energética con cero emisión de carbono.

¿Cuáles son las consecuencias del calentamiento de la tierra?
El problema más importante en el Perú es la lucha contra la pobreza. Ahora podemos estar absolutamente seguros de que no podemos combatir la pobreza a menos que ganemos la lucha contra el cambio climático. Un clima inestable va a afectar a la gente pobre de una manera más fuerte que al resto de la población.

¿Cómo así?
La economía peruana es muy sensible a la disponibilidad de agua. Los sectores agrícola y minero necesitan de agua, al igual que la gente en las ciudades. Una porción significativa del agua proviene de los glaciares andinos, los cuales se están reduciendo más rápido que cualquier otro glaciar en el mundo. Tal vez dentro de veinte años desaparezcan por completo. Eso causará un problema durante las estaciones secas del año y hará más difícil ayudar a los pobres a salir de la pobreza. Permítame darle un ejemplo global. Todos estamos lidiando con un problema de aumento en el precio de los alimentos. Esto es porque, por ejemplo, las cosechas de grano han sido dañadas por los fenómenos climáticos extremos. Entonces, uno de los factores detrás del aumento en el precio de los alimentos es el cambio climático. Eso nos dice que el cambio climático no es un problema para mañana, sino de hoy. Y no es un problema para el medio ambiente, sino para la economía.

¿Tenemos que escoger entre nuestra economía y el medio ambiente?
Si llegamos a esa situación, fracasaremos en ambos frentes. El reto para los gobiernos es crear una alineación de modo que una opción para combatir al cambio climático también tenga sentido en la lucha contra la pobreza y genere crecimiento. Si tomamos decisiones sabias, podremos conciliar ambos frentes.

¿Qué sucederá si las emisiones de gases de efecto invernadero siguen aumentando?
Ya estamos experimentando las consecuencias del cambio climático. Un ejemplo de ello es el desprendimiento de hielo en Groenlandia y la Antártida. Si en Groenlandia colapsan los glaciares, veríamos un aumento de varios metros en el nivel del mar. Eso sería catastrófico, pues hay 21 ciudades costeras, entre ellas Lima, con más de 8 millones de habitantes. Además, la economía china se encuentra concentrada en la costa oriental del país. Una elevación del nivel del mar de aunque sea un metro sería muy desestabilizador para China y, por ende, para la economía mundial.

¿Cuál es la propuesta de la Unión Europea con respecto a este tema?
Ahora existe un consenso en la Unión Europea por ser los pioneros en la transición a la baja emisión de carbono. Ya hemos convenido en un conjunto de compromisos de mediano plazo que tienen por objeto llevarnos hacia esa dirección para el año 2020. Creo que antes de 2050 necesitamos tener una economía energética de cero emisión de carbono en la Unión Europea. Me parece que es una meta alcanzable y el nivel de ambición seguirá creciendo en Europa.

Sin embargo, los científicos predicen que, incluso si dejamos de emitir gases contaminantes, el clima no se estabilizará durante décadas porque los gases que ya hemos liberado a la atmósfera permanecerán ahí durante años.
El sistema climático varía mucho por razones que no podemos controlar. Pero si a eso le sumamos otra tensión, no podemos reclamar si luego tenemos que afrontar las consecuencias. La actividad humana ha aumentado a un nivel tan alto, que existe un fuerte consenso científico en que esa es ahora la influencia dominante sobre el clima. Es como decir que si uno fuma cigarros tendrá un riesgo mayor de tener cáncer al pulmón.

¿Pero, cómo podemos luchar contra el calentamiento global si países como EE.UU., por ejemplo, no han ratificado el Protocolo de Kioto?
Creando un impulso político más fuerte en todas las grandes economías para avanzar en la reducción de emisiones de carbono. Tiene razón al mencionar a EE.UU. porque es la economía más grande del mundo y no ha hecho frente a este problema. Pero ahora muchos estados han puesto en marcha programas muy agresivos. No hay ninguna economía en el mundo que esté más avanzada en el camino hacia la baja emisión de carbono que el estado de California, que es la octava economía más grande del mundo. Además, este tema se está convirtiendo en una cuestión clave en los debates políticos del país del norte. No hay que ser un genio político para darse cuenta de que dentro de un año EE.UU. tendrá una posición muy diferente a la que ha tenido hasta ahora.

¿Cuáles son las políticas que se deben tomar durante la Quinta Cumbre de América Latina, el Caribe y la Unión Europea, en relación con el cambio climático?
Me gustaría alentar al Perú a que le pida al mundo comprender las consecuencias que el cambio climático tendrá en el Perú en la lucha contra la pobreza y acelerar los esfuerzos para responder a ella. También sería útil si en la cumbre ambas regiones nos pusiéramos de acuerdo en que necesitamos compromisos más ambiciosos en la lucha contra el cambio climático.

¿Cómo ve la Unión Europea al Perú en esta lucha contra el cambio climático?
No estoy seguro de que muchas personas en Europa estén centradas en América Latina. Pero nos interesa prestar más atención a esta región y a las consecuencias del cambio climático aquí. La cumbre es una oportunidad para hacerlo.

¿El calentamiento global podría ser beneficioso?
Creo que no. Tenemos una economía mundial interdependiente, así que si China sufre un revés económico, lo sufrimos todos. O todos perdemos o todos ganamos. Si este mensaje surge durante las dos cumbres que se desarrollarán en el Perú, ayudaría mucho al desarrollo de las políticas de esta materia.

¿Este es un tema político o moral?
Creo que no se pueden separar. Este es un problema de equidad. Las sociedades que han contribuido más al problema no son las mismas que se verán afectadas en mayor grado por este problema y eso es injusto. Por eso, los países que han contribuido más al desarrollo del calentamiento global y que tienen una mayor capacidad para responder al problema, tienen que aceptar su responsabilidad. Pero no basta con decir que algo es un problema moral. Esto se trata de política y tenemos que conseguir las políticas adecuadas para resolver el problema.

También hay que hacer entender a la ciudadanía que el calentamiento global es un problema, pues a algunas personas no les preocupa el cambio climático porque no los afecta directamente.
Sí, pero no creo que a los peruanos no les importe tener agua, porque eso afecta su economía y su salud. Creo que si ponemos el problema en términos de agua, salud o de algo que le importe a la gente, conseguiremos un mayor compromiso y participación.

¿Qué podemos hacer para evitar el cambio climático?
Debemos darnos cuenta de que no podemos darnos el lujo de ignorar este problema, tenemos que comprometernos y desarrollar políticas sólidas para incentivar la reducción de emisiones de carbono por parte de las empresas y los consumidores. Por ejemplo, hace poco el Gobierno Francés introdujo un nuevo sistema de impuestos a los autos. Uno puede comprar un carro que consume mucha gasolina, pero tendrá que pagar un impuesto de US$4.000. Pero si uno compra un vehículo que consume menos combustible, el gobierno le entregará US$2.000. Ese es un incentivo económico importante. La formulación de políticas sensibles es algo de lo que todos podemos aprender.

Entonces, no tenemos excusa para no luchar contra el cambio climático hasta ganar la batalla.
El cambio climático ya empezó y seguirá presente. Pero aún tenemos la oportunidad de evitar una catástrofe y no hay excusa para evitar eso.

¿Cuánto tiempo nos queda?
Nada. Tenemos que empezar ya. Hay un reloj marcando el paso del tiempo y lo podemos escuchar. En este tema no podemos fijar plazos artificiales y retroceder el tiempo si fracasamos en conseguirlos. Los plazos los marca la forma en que la naturaleza responde a lo que nosotros le hacemos. Quizás ustedes ya pasaron el punto del cual la mayor parte de sus glaciares desaparecerán, lo cual provocará un cambio en su hidrología. Hay otros casos así, pero quizás podamos evitar los peores.

LA FICHA
Nombre: John Ashton.
Cargo: Enviado especial para cambio climático del Reino Unido, desde junio del 2006.
Edad: 51 años.
Situación familiar: Casado, un hijo.
Trayectoria: Cofundador y director ejecutivo del E3G, un organismo sin fines de lucro que desde el 2004 trabaja para acelerar la transición mundial hacia el desarrollo sostenible. En el 2005 ayudó a negociar el acuerdo entre la Unión Europea y China, para demostrar cero emisiones de carbón en la tecnología china. También ha participado activamente en el compromiso de la Unión Europea con Rusia sobre el Protocolo de Kioto.

  • Imprimir página
  • E-mail
  • Aumentar texto
  • Disminuir texto
  • Favoritos
  • Mr. Wong
  • Delicious
  • Menéame
  • Google
  • Facebook