Edición impresa

  • Imprimir página
  • E-mail
  • Aumentar texto
  • Disminuir texto
  • Favoritos
  • Mr. Wong
  • Delicious
  • Menéame
  • Google
  • Facebook
UN RECORRIDO POR EL SUPUESTO PUEBLO DONDE NACIÓ EL AUTOR DE NUEVA CORÓNICA Y BUEN GOBIERNO, OBRA QUE FUE DESCUBIERTA HACE CIEN AÑOS EN LA BIBLIOTECA DE COPENHAGUE, EN DINAMARCA.

Tras los pasos del cronista

POR LAS TIERRAS DE GUAMÁN POMA

Por Antonio Muñoz Monge

Al ritmo del brillo provocador de las tijeras de los Danzaq, ingresamos al Valle de Sondondo, en la provincia de Lucanas, departamento de Ayacucho. Conforman el Valle de Sondondo 44 comunidades campesinas y cinco distritos. En el largo trayecto desde Lima, la conversación algo retaceada va acercando a algunos pasajeros los nombres del escritor José María Arguedas y del cronista Felipe Guamán Poma de Ayala; estos fueron sus pagos, lugares donde vivieron y testimoniaron sus pasos en sus escritos. La memoria también nos recuerda que estamos en territorio del movimiento de resistencia a la conquista española, el Taqui Onqoy, que se desarrolló a partir de los repartimientos de Atun Soras, Atun Lucanas y se extendió al Cusco. "La rápida difusión del movimiento estuvo alentada por la simplicidad de su técnica mística. Para prepararse al retorno de sus dioses, los nativos danzaban sin descanso hasta caer en trance, durante el cual, entre temblores y espasmos renegaban de su catolicismo", según Luis Millones Santa Gadea.

Apenas pasamos por la ciudad de Puquio capital de la provincia, para dirigirnos a Andamarca (dos horas de viaje), pueblo de andenes "vivos", en plena y feliz producción, con la celebración del "Pata Raymi" o Fiesta del Andén y el Día Grande del Yarqa Aspiy o Fiesta del agua o Limpieza de las acequias.

Media hora después llegamos al distrito de Cabana Sur, "Corazón del Valle de Sondondo", capital del "Guerras Pampa", encuentro nocturno con los danzantes de tijeras armados de chicotes, para ganar "plaza". Cabana viene del quechua Qahuana que significa "para ver o mirador". Muy cerca está el distrito de Aucará, con su hermosa laguna de Qochapampa, al que llegamos en plenos festejos del Señor de Untuna, el primero de mayo.

A 15 minutos está Sondondo, anexo de Cabana, el antiguo San Cristóbal de Suntunto, donde se cree que nació el 9 de febrero de 1534 el gran cronista Guamán Poma de Ayala. Emocionados, cruzamos el puente sobre el río Sondondo, donde se está trabajando la carretera al distrito de Chipao. A través de las aguas cristalinas y calmas, vemos pequeñas truchas. Es un pueblo ubicado a 2400 metros sobre el nivel del mar, algo desolado, con una población estimada de 300 habitantes. Nos acompañan el Juez de Paz y el Agente Municipal. Hace unos días se realizó el festival del maíz y de la humita, pues esta zona tiene fama de ser una gran productora de maíz.

LA CASA DEL CRONISTA
La casa de Guamán Poma está a un extremo del poblado, pero hay un monumento levantado en su honor en la plaza principal. Ahí cuentan que aparecía con Lautaro y Amigo, sus dos fieles perros. Sin embargo, las figuras de los canes han sido llevadas a la Iglesia del lugar para ser refaccionadas. Para ir a la casa, hay que pasar la hermosa catarata de Limayhuacho, de unos sesenta metros de caída. Por ahí se llega al barrio de Ichoqa, lado izquierdo del pueblo, donde están las ruinas de la casa de Guamán Poma. Subiendo un desnivel se accede al patio de la vivienda, donde hay dos ollas enterradas para la fabricación de chicha, un corredor pequeño y la supuesta sala. En otro nivel está lo que pudo ser el dormitorio, la cocina y una hermosa tina de piedra para el baño del cronista. Al frente está el río y a las espaldas el cerro Ccaccacucho. Todo el recinto tiene aproximadamente unos 500 metros cuadrados.

A casi 400 años de haber sido escrita y cien años de haber sido descubierta en la Biblioteca de Copenhague (Dinamarca) su Nueva Corónica y Buen Gobierno, no hay documento que pueda certificar exactamente el lugar del nacimiento de Guamán Poma de Ayala. Sin embargo, la tesis más aceptada es que nació en lo que fue el pueblo de San Cristóbal de Suntunto, actual Sondondo. Para poder tener cierta claridad es necesario detenerse en sus testimonios y en el quechua que utiliza el cronista, que es el cusqueño, el cual pertenece también a toda la zona de Lucanas. Es más, las referencias del cronista a los pueblos de esta región son numerosas. En cambio, la tesis que sostiene el origen huanuqueño del cronista no tiene mayor abundancia de pruebas. Su obra ha sido considerada como un verdadero monumento testimonial de tradición oral; el sabio Julio C. Tello lo testimonia así: no existe libro alguno escrito en este período que pueda competir con él en riqueza de información. La Corónica pudo ser totalmente conocida y estudiada, recién a partir de 1936 en que el manuscrito fue publicado por el Instituto de Etnología de París. "Quijote quechua" lo llamó el escritor Miguel de Unamuno y otros lo han calificado como "vagabundo genial". Lo cierto es que Felipe Guamán Poma de Ayala es, definitivamente, el símbolo de la memoria colectiva de toda una cultura india-mestiza-americana.

  • Imprimir página
  • E-mail
  • Aumentar texto
  • Disminuir texto
  • Favoritos
  • Mr. Wong
  • Delicious
  • Menéame
  • Google
  • Facebook