Edición impresa

  • Imprimir página
  • E-mail
  • Aumentar texto
  • Disminuir texto
  • Favoritos
  • Mr. Wong
  • Delicious
  • Menéame
  • Google
  • Facebook
LA CIENCIA AL SERVICIO DEL BIENESTAR DE LA TIERRA

¿Cumbres nevadas?

Por Modesto Montoya. Físico

Las cumbres heladas del Perú son puntos privilegiados para la investigación sobre el calentamiento global, por lo que han atraído a diversas instituciones científicas. Entre esas instituciones está el Instituto de Investigación para el Desarrollo (IRD, por sus siglas en francés), que estudia los efectos de ese fenómeno sobre los glaciares tropicales. Según los científicos del IRD, en 20 años desaparecerá la mayoría los glaciares peruanos.

Los investigadores del IRD han comprobado que los glaciares del Perú son mucho más sensibles que otros. Ello se debe a que están en un área tropical y un aumento de solo un grado de temperatura tiene efectos drásticos. Electro-Perú encomendó el primer inventario de la superficie de los glaciares en 1970, el Conam realizó el segundo en 1997 y en el 2003 se ha terminado el último. En esos inventarios se observa que en los últimos 6 años se ha perdido dos tercios de lo que se perdió entre 1970 y 1997.

En el Perú cuando no hay nieve desde los alrededores del glaciar se deposita una especie de 'harina glaciar' dándole un color gris, lo que absorbe la luz y se facilita su derretimiento. Por esas características, los investigadores pronostican que aquellos glaciares por debajo de 5.500 metros sobre el nivel del mar desaparecerán en unos 20 años. Los glaciares a más de 6.000 resistirán más tiempo, el que depende del aumento de la temperatura.

EE.UU., Rusia o Japón se resisten a frenar su consumo de combustible fósil, responsable de este fenómeno que ha afectado al Perú. China e India quieren mantener un crecimiento de la producción del orden de 10% anual y, para ello, quemarán grandes cantidades de ese tipo de combustible, como lo hicieron y lo hacen los países que hoy son desarrollados.

Estudiando la composición de los hielos profundos, los investigadores buscan también saber la evolución del clima durante cientos o miles de años. A veces se encuentra una mosca, un pedazo de hoja o algún material orgánico parecido, en cuyo caso se hacen todos los análisis imaginables (isotópicos, químicos y otros) para establecer las realidades climatológicas en los tiempos que vivieron.

El Perú es parte del Global Network Isotope Precipitation (GNIP) para lo cual se ha instalado tres estaciones meteorológicas especiales en colaboración con el Senamhi. El análisis de las muestras son realizadas conjuntamente con el Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA).

El IRD también está interesado en el fenómeno de El Niño, el que ha cambiado el curso de la historia de civilizaciones del norte del Perú. Este año se tiene el fenómeno de La Niña. La temperatura superficial del Océano Pacífico es 2 grados menor que de costumbre, lo que normalmente se relaciona con la sequía; sin embargo, llueve como nunca. Los investigadores se preguntan ¿de dónde viene la lluvia, si el Pacífico está frío? Para encontrar la respuesta, se está usando la técnica de los isótopos estables, la que permite identificar la marca de origen de las aguas.

La colaboración entre América Latina y Europa debe ser tanto para investigar la evolución de ese fenómeno como para mitigar los efectos negativos que tendrá en nuestro país. Uno de esos efectos es la pérdida del reservorio que significa los glaciares, por lo ya se debería estar construyendo formas de almacenamiento de agua durante el período de lluvias para poder usarla en los períodos secos. Y es allí donde será necesaria la colaboración de los países industrializados, los principales emisores de los gases invernadero, causantes del fenómeno que preocupa al mundo entero.

  • Imprimir página
  • E-mail
  • Aumentar texto
  • Disminuir texto
  • Favoritos
  • Mr. Wong
  • Delicious
  • Menéame
  • Google
  • Facebook