Edición impresa

  • Imprimir página
  • E-mail
  • Aumentar texto
  • Disminuir texto
  • Favoritos
  • Mr. Wong
  • Delicious
  • Menéame
  • Google
  • Facebook
MUCHO OJO

El barrio crece

Por Fernando Vivas

Tras tanto jaleo farandulero con el embarazo de Tula y los desmanes de los mánagers de grupos cumbiamberos, es un alivio saber que "Los del Barrio" es purita ficción: Tula no es Tula, sino Reina, una chica hastiada de la intemperancia machista de su chico y a punto de abandonarse al dulce arribismo de un 'affaire' con su jefe.

Y Christian Domínguez no es el chichero que en verdad es, sino Marco, el ex de Reina, el mecánico sin ensueños que es enrolado por el entusiasmo de su pata Érick Elera (Adrián) en una aventura musical.

Esto es lo que se intuye en el primer capítulo de la miniserie, o más bien telenovela corta, que Michelle Alexander ha urdido en base a sus temas habituales --cumbia, romance interclasista, arribismo de Los Olivos, estrellato gracias al 'reality' televisivo-- y ha sazonado con un poco de sexo y mafia.

El paquete, según lo que acabo de ver, está mejor armado que los ramplones biopics de Dina Páucar o Chacalón, con más matices y ambigüedad que la sandez dedicada a los 'jotitas'. Aquí la cámara se detiene más tiempo en la mirada de los personajes, sobre todo en la de Adrián embobado por Linda (Fiorella Flores) y el guion compone situaciones dramáticas ajenas a todo maniqueísmo, como el amago de bronca entre Marco y unos facinerosos, interrumpido por Reina sin que la violencia siquiera se desatara, pero que permite a esta plantear al chico la culminación de su romance.

Ervin y Lisandro (Emilram Cossío y Jorge Gutiérrez) ponen las pausas cómicas con cierta dignidad y Lenny (André Silva) introduce con su padre Máximo (Antonio Arrué) el plot criminal que es el que menos pinta en el primer capítulo.

El gancho erótico debía ponerlo Katty (Claudia Portocarrero), pero su improvisación es terrible, a la par que la de André Silva. Cuerpos bonitos, malos actores.

Elera es el alma de lo poco que he visto y que empieza muy bien, con las voces en 'off' del dúo de machos protagónicos, no se sabe si soñando o anticipando el futuro. Ojalá que la introducción de los plots secundarios no ahogue ese espíritu de patería de barrio emergente. Esta vez la dirección y los diálogos dejan atrás a la mitad del elenco.

  • Imprimir página
  • E-mail
  • Aumentar texto
  • Disminuir texto
  • Favoritos
  • Mr. Wong
  • Delicious
  • Menéame
  • Google
  • Facebook