Edición impresa

  • Imprimir página
  • E-mail
  • Aumentar texto
  • Disminuir texto
  • Favoritos
  • Mr. Wong
  • Delicious
  • Menéame
  • Google
  • Facebook
Oído a la música

Los elegidos.

EL PREMIO PRÍNCIPE DE ASTURIAS DE LAS ARTES 2008 RECAYÓ AYER EN LAS ORQUESTAS INFANTILES Y JUVENILES DE VENEZUELA. EL JURADO DESTACÓ SU NOTABLE NIVEL ARTÍSTICO Y EXTRAORDINARIA DIMENSIÓN SOCIAL, ÚNICA EN EL MUNDO

MADRID [AGENCIAS]. Durante años ha sido considerada un modelo de gestión por su capacidad de unir la calidad artística con la mejora de la realidad social de su país. Reconociendo esta militante misión, el jurado del Premio Príncipe de Asturias de las Artes decidió distinguir este año a la red de Orquestas Infantiles y Juveniles de Venezuela.

El galardón ha sido concedido a esta red por unir "la máxima calidad artística y una profunda convicción ética aplicada a la mejora de la realidad social", afirmó José Lladó y Fernández-Urrutia, presidente del jurado, al leer el acta del premio en la ciudad de Oviedo.

Otros miembros del jurado también compartieron su entusiasmo: el escritor Fernando Argenta explicó que con este galardón se reconoce que cientos de miles de niños sacados de las calles y de la delincuencia pueden hoy estar tocando música de Beethoven, Brahms y Tchaikovski con una disciplina ejemplar. De igual modo se pronunció el cineasta José Luis Garci, quien destacó que las Orquestas Juveniles e Infantiles de Venezuela le hayan "quitado a un niño una pistola para darle un violín".

El periodista segoviano Pedro Delgado rechazó las especulaciones que apuntan a que el galardón serviría para flexibilizar las alicaídas relaciones diplomáticas entre España y el país llanero. "Estamos acostumbrados a politizarlo todo y es una manera superficial de verlo, ya que esta iniciativa social viene de 1975, antes de que supiéramos algo de (Hugo) Chávez. Este premio no tiene nada que ver con la política, con la Venezuela actual, con las anécdotas de nuestras relaciones", aclaró.

Este original sistema educativo-musical fue creado por el músico y economista venezolano José Antonio Abreu para intentar ayudar a los jóvenes menos favorecidos a través de la música. En total, se trata de 120 orquestas juveniles y 60 infantiles las que forman esta fundación estatal. Los elencos, en los que unos 15 mil profesores han enseñado a más de 600 mil jóvenes y niños, recibirán un premio de 50.000 euros y la característica escultura de Joan Miró del premio.

Más información:
Cuando la música rescata la ilusión

  • Imprimir página
  • E-mail
  • Aumentar texto
  • Disminuir texto
  • Favoritos
  • Mr. Wong
  • Delicious
  • Menéame
  • Google
  • Facebook