Edición impresa

  • Imprimir página
  • E-mail
  • Aumentar texto
  • Disminuir texto
  • Favoritos
  • Mr. Wong
  • Delicious
  • Menéame
  • Google
  • Facebook
ESPAÑA. RETORNO 'VOLUNTARIO'

Inmigrantes que se queden sin trabajo regresarían a sus países

En el punto de mira se encuentran los residentes peruanos

Por Yolanda Vaccaro. Corresponsal

MADRID. Si un inmigrante pierde su puesto de trabajo, debe regresar a su país de origen. Ese es el objetivo del Gobierno Español. Pero lo más llamativo es que no importa si el inmigrante en cuestión sea legal. Todo lo contrario. Porque, precisamente, este Plan de Ayuda al Retorno Voluntario está dirigido a los inmigrantes legales, los únicos que pueden acogerse a los incentivos que contempla.

Y es que la crisis que atraviesa España, la más dura de los últimos 20 años, según el ministro de Economía, Pedro Solbes, está dejando en el desempleo a miles de trabajadores. Los inmigrantes ocupan una posición destacada en este contexto, ya que se quedan desempleados en mayor proporción que los españoles. Hasta hace poco los inmigrantes solían trabajar en sectores como el de la construcción, especialmente afectado por la crisis crediticia y de inversión que vive este país. Como el mercado de trabajo no parece capaz de absorber a los desempleados, el Ejecutivo prefiere que los foráneos regresen a sus países.

RECIBIRÁN HASTA 24.000 EUROS
Se acogerán a esta 'invitación' aquellos que lo deseen, ya que jurídicamente es inviable expulsar a un inmigrante legal.

El principal estímulo consiste en que el interesado cobrará la prestación por desempleo en un plazo de un mes. Recibirá el 40% del total de la prestación en España, antes de partir, y el restante 60% al mes siguiente, cuando ya esté en su país de origen.

En España un trabajador que es despedido cobra el 80% de su sueldo, con un tope máximo de 1.000 euros mensuales, durante un período que representa la mitad del tiempo que haya trabajado, con un límite de dos años. Así, suponiendo que al interesado le tocan 1.000 euros mensuales durante dos años (24.000 euros en total), recibirá 9.600 antes de partir y 14.400 al mes siguiente, en su país. Eso sí, el inmigrante no podrá volver a solicitar visa para España hasta que pasen por lo menos tres años.

Los extranjeros que están en el punto de mira son aquellos con cuyos países España tiene suscritos convenios de seguridad social, de forma que el pago se pueda canalizar. Se trata de 19 estados, entre los que se encuentra el Perú. Unos 200.000 peruanos viven en España, la mayoría con papeles de residencia y una gran parte con doble nacionalidad, peruana y española. Los candidatos al retorno son los inmigrantes de los últimos años, con menor arraigo.

El Gobierno cree que unos 100.000 extranjeros se querrán acoger al sistema, que se pondrá en marcha a partir del próximo setiembre.

Según la vicepresidenta española, María Teresa Fernández de la Vega, el objetivo del plan es favorecer el desarrollo de los países de origen mediante el retorno de personas calificadas y con recursos para invertir.

  • Imprimir página
  • E-mail
  • Aumentar texto
  • Disminuir texto
  • Favoritos
  • Mr. Wong
  • Delicious
  • Menéame
  • Google
  • Facebook