Edición impresa

  • Imprimir página
  • E-mail
  • Aumentar texto
  • Disminuir texto
  • Favoritos
  • Mr. Wong
  • Delicious
  • Menéame
  • Google
  • Facebook

LIMA

Tarjeta electrónica sirve para echar combustible a patrulleros

Ya se usa en el Callao, en 90 días estaría en Lima

Por Álvaro Gastañaduí Ramírez

La Policía Nacional espera matar dos pájaros de un solo tiro con el nuevo sistema de abastecimiento de combustible para sus vehículos a través de tarjetas electrónicas, que funcionan como si fueran una tarjeta de débito. En primer lugar espera resolver el problema del desvío o mal uso de combustible asignado a sus vehículos, embarcaciones y maquinarias en todo el país y en segundo lugar piensa incrementar hasta en 40% su patrullaje en la ciudad y las carreteras, una deficiencia que ha sido señalada varias veces por la ciudadanía.

El nuevo sistema empezó a operar desde ayer con 60 vehículos de la Dirección de la Policía Aérea y de la Jefatura Distrital de la Policía del Callao. Cada una de estas unidades tendrá una tarjeta electrónica con la que podrá abastecerse de combustible en cualquier grifo de Petro-Perú, en el monto y periodicidad acordados por cada una de sus dependencias. Según el director de la Policía Nacional, Octavio Salazar, el monto asignado a las primeras unidades fluctúa entre los 6 y 7 galones diarios. Asimismo, indicó que en los próximos tres meses, y según vaya avanzando el Banco de la Nación en la emisión de las tarjetas para cada vehículo, se irán incorporando las 350 unidades de la Policía del Callao y las 2.200 de la Séptima Región Policial, en Lima.

Posteriormente serán incorporados los patrulleros, motos y vehículos aéreos, marítimos y fluviales que tiene la policía en todo el país. Según cálculos de la Dirección de Logística de dicha institución, la meta es que el 90% de sus vehículos utilice este sistema. Por consideraciones logísticas, el resto de unidades no podría contar con este sistema, pues está muy lejos de las estaciones de Petro-Perú, que serán las encargadas del abastecimiento.

Esta forma de provisión de combustible fue presentada ayer por la Policía Nacional en el grifo Julia, ubicado en la cuadra 27 de la avenida La Marina, en San Miguel. Al acto asistieron los representantes del Banco de la Nación y de Petro-Perú, además de personal policial de diversas dependencias.

MEJOR CONTROL Y PATRULLAJE
Según explicó el director de Logística de la policía, general Arturo Dávila, este sistema va a mejorar el control de cada unidad policial, pues a partir de ahora se sabrá el consumo de combustible y el recorrido diario que realiza en el patrullaje. Además, permitirá conocer cuántos vehículos están inoperativos en un día cualquiera y en qué dependencias.

Señaló que es difícil saber cuánto ha sido el dispendio o mal uso del combustible asignado a las unidades policiales en los últimos años, un hecho que ha sido denunciado en reiteradas oportunidades.

El presidente del Banco de la Nación, Humberto Meneses, destacó la importancia de ese proceso, que permitirá mejorar el control de los recursos del Estado, sin que implique un costo para las entidades comprometidas. Asimismo, dicha institución informó que este programa se desarrollará en ocho etapas, hasta llegar a los 4.114 vehículos y embarcaciones de todo el país. A su turno, el presidente del directorio de Petro-Perú, César Gutiérrez, aseguró que su institución está en la capacidad de abastecer de combustible a las unidades policiales del país.

Para César Rodríguez, gerente comercial de Visanet del Perú, empresa que brinda el soporte electrónico al nuevo sistema, cada tarjeta determina no solo el monto de combustible, sino cuántas veces se podrá abastecer durante el día. Además, explicó que el sistema ha sido desarrollado por su empresa tomando como base experiencias del extranjero.

Opinan que podría haber problemas
Tanto Fernando Rospigliosi, ex ministro del Interior, como Eduardo Pérez Rocha, ex director de la Policía Nacional, se mostraron escépticos sobre los beneficios que podría traer el nuevo sistema de abastecimiento de los vehículos policiales, que empezó a aplicarse desde ayer con 60 unidades del Callao.

El primero puso en duda la posibilidad de que el sistema permita reducir el desvío o mal uso del combustible, que está --según él-- muy difundido dentro de la institución. Incluso, aseguró que el incremento del patrullaje policial no solo depende de que las unidades cuenten con el combustible, sino del sistema de control que pueda emplearse con esos vehículos. Puso como ejemplo la Asociación de Bancos, que utiliza un sistema GPS para verificar el recorrido que realizan los patrulleros que prestan servicio de seguridad a las entidades bancarias.

Para el general Pérez Rocha, el principal problema de este sistema es la distancia que existe entre las dependencias policiales y los grifos de abastecimiento. Explicó que en Lima y Callao hay solo 20 estaciones de Petro-Perú que se encargarán de proveer a las más de 2.500 unidades policiales. Explicó que las unidades de Miraflores y Barranco, donde no habría un grifo de Petro-Perú, tendrían que ir hasta La Victoria, para poderse abastecer, lo que demandaría mucho tiempo. Según Pérez Rocha, el nuevo sistema debería extenderse a todos los grifos para evitar el consumo adicional por ir a abastecer a puntos lejanos.

MÁS DATOS
4Petro-Perú tiene 20 grifos en Lima y Callao y 416 en todo el país. La Asociación de Grifos pidió que este servicio se abra a todas las estaciones existentes.
4Los policías pueden consultar su saldo llamando a un teléfono del Banco de la Nación. No se puede consultar en cajeros.
4La PNP gasta S/.150 millones al año en combustible. Con este sistema ahorraría cinco millones de soles por transporte y almacén de carburantes.

  • Imprimir página
  • E-mail
  • Aumentar texto
  • Disminuir texto
  • Favoritos
  • Mr. Wong
  • Delicious
  • Menéame
  • Google
  • Facebook