Edición impresa

  • Imprimir página
  • E-mail
  • Aumentar texto
  • Disminuir texto
  • Favoritos
  • Mr. Wong
  • Delicious
  • Menéame
  • Google
  • Facebook
MÁS DE 400 MUERTOS EN LAS PISTAS DURANTE EL 2008

Accidentes en Pacasmayo, Cañete y Huancayo dejan 2 muertos y 15 heridos

Jefe policial de Chanchamayo falleció en Huancayo tras violento choque

Otros tres accidentes se registraron ayer en las carreteras del país y dejaron dos muertos y 15 heridos.

El primero ocurrió a la 1 de la mañana, cuando un ómnibus de la empresa Díaz impactó contra un remolque a la altura del kilómetro 684 de la Panamericana Norte, en el distrito de Guadalupe (Pacasmayo). Según la Policía de Carreteras, el remolque permanecía en la carretera porque en la víspera había sufrido un percance, pero contaba con la señalización respectiva.

Sin embargo, y quizá debido al exceso de velocidad, el vehículo de transporte interprovincial chocó y causó la muerte del copiloto, Francisco Maqui Ávalos (45), y dejó heridos a diez pasajeros. El chofer, Wilder Rojas Salazar (32), debió ser derivado a Trujillo por la gravedad de sus heridas.

Horas después, un triple choque registrado en Cañete dejó dos heridos. En este caso, un vehículo en el que viajaba una familia quedó aplastado entre dos camiones a la altura del kilómetro 144 de la Panamericana Sur, y resultaron heridos Javier Ramos Faceta (50) y Juan Carlos Chang Ramos (3).

Sobre las causas del accidente existen diversas versiones. Una de ellas señala que el primer camión trató de esquivar a una camioneta blanca que giró intempestivamente a la izquierda, y tuvo que reducir la velocidad. Entonces, el auto lo chocó por detrás, y a su vez fue impactado por otro camión cargado de cemento. Sin embargo, el chofer de este último vehículo indicó que una moto se le cruzó y que, por esquivarla, chocó contra el auto.

FALLECIÓ JEFE POLICIAL
Otro grave accidente sucedió durante la madrugada de ayer en Huancayo cuando el vehículo conducido por Federico Toribio García Estrada (34), quien al parecer se encontraba ebrio, chocó contra el auto en el que se encontraba el coronel PNP Javier Céspedes Aguirre (54), jefe policial de la provincia de Chanchamayo. Este último falleció al instante como consecuencia de las graves lesiones en el cráneo.

Con el agente viajaban el brigadier PNP Adolfo Lazo Arcos (54), Ana Cáceres Collazos (32) y Sonia Contreras Navarro (30). Ellos fueron derivados a una clínica local para ser atendidos.

Según se informó, el accidente se produjo cuando García Estrada invadió a gran velocidad el carril contrario en la avenida Calmell del Solar, por donde se trasladaba el coronel Céspedes junto con sus tres acompañantes. Él fue detenido por agentes que llegaron al lugar a los pocos minutos. Mientras tanto, el policía fallecido fue trasladado a Lima para ser velado.

Empresarios podrían recibir condenas
Según la fiscal de la Nación, Gladys Echaíz, el Ministerio Público evalúa denunciar a los dueños de las empresas de transporte si se demuestra su responsabilidad en caso de accidentes de tránsito. "Debemos ver si son responsables de exposición de personas al peligro, que ya es un delito doloso", sostuvo.

En tanto, el procurador del MTC, Juan Luján, indicó que los malos empresarios podrían recibir condenas de hasta ocho años de prisión si se demuestra la "autoría mediata" de delitos, es decir, si permiten que sus choferes conduzcan con la licencia caduca o si los obligan a manejar más horas de las permitidas.

Asimismo, el Viceministerio de Transportes informó que se levantó la suspensión a la empresa Soyuz luego de que esta acreditara que 94 buses de su flota cuentan con SOAT. Sin embargo, se mantiene la suspensión a la empresa Perú Bus, pues aún no subsana las observaciones hechas por el MTC.

ENFOQUE
Más allá de tolerancia cero (*)
Un amigo con experiencia en aviación comercial comentaba que no comprendía cómo es posible que el Ministerio de Transportes recién revise los vehículos cuando estos ya estaban en las carreteras. "Esto equivaldría, decía, a que los aviones sean evaluados en pleno vuelo".

La comparación tiene valor desde del punto de vista de la prevención por dos razones:

En primer lugar, los inspectores asignados temporalmente a las agencias de las empresas de transporte podrían evitar que se venda pasajes si las máquinas no están aptas para salir del terminal. Así se evitaría que los mismos pasajeros se conviertan en cómplices de los malos transportistas y los encubran.

En segundo lugar, se dejaría fuera de juego a los transportistas informales pues, previa coordinación con la policía, se impediría que esas máquinas circulen bajo ningún motivo.

Es claro que el problema del transporte interprovincial es más profundo y complicado, pero esta medida podría ser un primer paso para demostrar que algo se quiere hacer para evitar tanta muerte absurda.
(*) Martin Huancas Chinga. Editor de Perú

  • Imprimir página
  • E-mail
  • Aumentar texto
  • Disminuir texto
  • Favoritos
  • Mr. Wong
  • Delicious
  • Menéame
  • Google
  • Facebook