Edición impresa

  • Imprimir página
  • E-mail
  • Aumentar texto
  • Disminuir texto
  • Favoritos
  • Mr. Wong
  • Delicious
  • Menéame
  • Google
  • Facebook
ESPECIAL. CONFLICTOS TERRENALES

Tierras comunales en disputa

Tres comunidades campesinas se disputan 200 mil hectáreas de tierra en la frontera de los departamentos de Piura y Lambayeque. Un nuevo conflicto social está en ebullición

Por Wilfredo Sandoval Bayona

En la extensa frontera de los departamentos de Piura y Lambayeque todo parecer ser apacible hasta que hace su aparición algún visitante. En cuestión de segundos, los rostros de buena gente de sus moradores se transforman en malas caras a fin de impedir que cualquier extraño recorra libremente la línea fronteriza de ambas regiones.

La presencia de varias puertas provistas de gruesas cadenas y candados debe ser entendida como una señal que las cosas no andan bien por la zona sobre todo en una franja de 200 mil hectáreas que es objeto de una disputa de los integrantes de las comunidades San Juan Bautista de Catacaos, San Martín de Sechura (Piura) y Santo Domingo de Olmos (Lambayeque).

GENTE INTRANQUILA
En medio de la exuberante vegetación que ha crecido a raíz de las últimas lluvias, la vivienda de Leoncio Yovera Yovera se ha convertido en una especie de caseta de control de migraciones, que es imposible pasar si el visitante no se identifica o desaprueba un riguroso cuestionario que tiene por finalidad conocer si se tiene intenciones de invadir las tierras comunales.

En los últimos años, los pobladores de la zona se han vuelto incrédulos y tienen motivos. Aún recuerdan que hace un mes aparecieron en el lugar 150 personas, quienes encabezadas por Julio Odar, presidente de la comunidad campesina de Santo Domingo de Olmos, llegaron con la intención de tomar posesión de miles de hectáreas de la franja fronteriza en disputa.

Desde esa fecha viven a salto de mata, tal como lo señala el comunero Camilo Ramos, quien asegura que las tierras que ocupa pertenecen ancestralmente a la comunidad campesina San Juan Bautista de Catacaos.

"En 1996 formamos la Asociación Agropecuaria de Pequeños Ganaderos de El Morante-Cenizo, para la cual la comunidad de Catacaos nos concedió 20.000 hectáreas que hemos dedicado a la ganadería, puesto que en la zona habrá pasto durante los próximos tres años", recordó.

Otra es la historia para los que habitan la comunidad Santo Domingo de Olmos. De acuerdo con el gerente general de dicha comunidad, Julio Odar, en los últimos años unas ochenta familias procedentes de Piura han tomado posesión de unos 40 kilómetros de tierras que pertenecen a la comunidad lambayecana.

"El problema se inició durante el gobierno de Juan Velasco Alvarado, cuyos peritos cercenaron los dominios de la comunidad de Santo Domingo para crear un nuevo mapa político que hoy aparece en los textos escolares", refirió Odar.

"Sin embargo, desde el punto de vista comunal, las tierras que ocupan los piuranos pertenecen a Olmos, tal como lo demuestran documentos ancestrales y el atlas nacional publicado el 21 de enero de 1971", declaró.

LÍMITES SON NECESARIOS
Según Odar, desde el 2004 hubo varios intentos de establecer los límites, pero debido a la actuación de las malas autoridades y pésimos dirigentes, a lo que se sumaron las trabas burocráticas del Estado y los problemas de las dirigencias para inscribirse en los registros públicos, esas intenciones quedaron estancadas y se crearon una serie de problemas para los moradores que habitan las extensas pampas norteñas.

"Las autoridades del Gobierno Central tienen que asumir este grave problema porque parte de las 111.650 hectáreas expropiadas para llevar a cabo el proyecto Olmos se encuentran en la zona de controversia", comentó Julio Odar. Este solicitó que el Gobierno Central envíe a un equipo técnico a la zona a fin de que se encargue de delimitar las comunidades campesinas que corren el riesgo de quedar en manos de traficantes de tierras.

Asimismo culpó a Grimaldo Monja Benítez de agudizar los problemas en la franja fronteriza de Lambayeque y Piura. "Este personaje, autoproclamado presidente de la comunidad campesina de Olmos, se ha rodeado de gente a la que estaría ofreciendo tierras comunales", comentó el dirigente comunal.

TESTIMONIOS
Amenazan con traer otra gente a la zona
"Los dirigentes de Olmos han amenazado con traer gente a la zona, a la que le han ofrecido tierras donde operan 82 asociaciones campesinas y empresas comunales. Se trataría de personas procedentes de Las Lomas y otras partes de Piura. El lugar que tienen previsto ocupar se ubica entre las comunidades Nacho Távara y San Juan Bautista de Catacaos, donde existe un centenar de viviendas habitadas por ganaderos".
Ermitaño Yahuana. Teniente gobernador de Nuevo Porvenir-el Morante (Piura)

Debería desarrollarse la franja fronteriza
"Lo ideal sería que los comuneros de las tres organizaciones ocupen la franja fronteriza para desarrollarla. Es hora de encontrar una solución en vez de atizar el fuego, como lo estarían haciendo algunos dirigentes comunales. Los pueblos vecinos deberían preocuparse en perforar pozos porque el agua es la principal carencia para generar desarrollo en las pampas de ambos departamentos".
Maximiliano Arroyo Maza. Teniente gobernador el Morante-Olmos (Lambayeque)

MÁS DATOS
La propiedad de los comuneros de Olmos
4Se calcula que la comunidad de Olmos se disputa 300.000 hectáreas con las comunidades que la rodean.
4La comunidad de Olmos es considerada la más extensa del norte. Posee cerca de 900 mil hectáreas. Tiene 20.000 comuneros, de los cuales 13.000 están debidamente inscritos.
4Las familias que habitan en la frontera tienen a la ganadería como su única actividad económica. Se dedican a la crianza de caprinos, ovinos, aves de corral y ganado vacuno.

AL GRANO
4Queremos llegar a un entendimiento (*)
¿Qué cantidad de tierras hay en conflicto?
Son cerca de 200.000 hectáreas, de las cuales 110.000 han sido usurpadas por comuneros de Catacaos y el resto por gente de Sechura.

¿Entonces existe un litigio judicial?
Claro, tenemos una resolución del Poder Judicial en la que se sentencia al entonces presidente de la comunidad de Catacaos, Manuel Lazo Zapata, a quien se condenó a tres años privativos de libertad suspendida en su ejecución por el delito de usurpación en agravio de la comunidad campesina Santo Domingo de Olmos.

¿En qué se basan ustedes para afirmar que las tierras de los sectores El Morante, El Cenizo, El Porvenir, entre otros, son de propiedad de Olmos?
Tenemos planos y resoluciones virreinales que así lo acreditan. Además durante el proceso judicial, los peritos del Ministerio de Agricultura han confirmado que las tierras pertenecen a Santo Domingo de Olmos.

¿Qué están haciendo para solucionar el conflicto?
Tenemos programadas reuniones con los directivos de la comunidad de Catacaos para llegar a un buen entendimiento. Es hora de que trabajemos para producir las tierras. Nuestra intención no es seguir alimentando conflictos con nuestros vecinos.
(*) Grimaldo Monja Benites. Presidente de la comunidad Santo Domingo de Olmos

  • Imprimir página
  • E-mail
  • Aumentar texto
  • Disminuir texto
  • Favoritos
  • Mr. Wong
  • Delicious
  • Menéame
  • Google
  • Facebook